Inicio Noticias Internacional Repsol batalla para encontrar socios para su filial verde -fuentes

Repsol batalla para encontrar socios para su filial verde -fuentes

180

Por Isla Binnie y Andres Gonzalez

3 feb (Reuters) – La empresa española Repsol no lo está teniendo fácil para encontrar compradores de una participación minoritaria en su nueva división de energía renovable, ya que hay inversores recelosos del tamaño y la estructura de una transacción que limitaría la capacidad de estos socios de participar en las decisiones clave, dijeron a Reuters tres fuentes familiarizadas con el proceso.

Repsol quiere vender aproximadamente el 25% de su negocio de bajas emisiones de carbono, que opera plantas eólicas, solares e hidroeléctricas en España, Estados Unidos y Chile, y ha pedido ofertas iniciales la próxima semana, dijeron las fuentes bajo condición de anonimato.

Algunos inversores han perdido el interés debido a los planes de Repsol de sacar la sociedad a bolsa en los próximos años, una vía que la empresa italiana de hidrocarburos Eni ha elegido para su propio negocio de bajas emisiones de carbono y clientes a finales de este año.

Las inversiones en empresas cotizadas están sujetas a las oscilaciones del valor de mercado, lo que desanima a algunos fondos, según dijeron las fuentes.

Una de las fuentes dijo que el banco asesor de Repsol, JPMorgan, había llamado hasta tres veces a algunos inversores potenciales para presentar argumentos a favor de la operación.

JPMorgan y Repsol declinaron hacer comentarios.

Repsol y sus competidoras BP, Total y Shell necesitan invertir más en generación renovable y otras tecnologías para cumplir las promesas que han hecho a los accionistas, cada vez más concienciados con el clima, de reducir las emisiones de carbono que contribuyen al calentamiento del planeta.

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, planteó por primera vez la idea de escindir la filial para obtener fondos a finales de 2020.

Sin embargo, tras meses de conversaciones, muchos inversores potenciales se han desanimado por la valoración de la filial por parte del vendedor, que llegó a ser de 4.000 millones de euros (4.500 millones de dólares), según las fuentes.

Una de las fuentes ha señalado que los inversores aspiran a valoraciones más cercanas a los 3.000 millones de euros.

El tamaño de la participación que se va a vender también se ha convertido en un punto de fricción, ya que Repsol señaló inicialmente su interés en vender hasta el 49% del negocio, pero posteriormente lo redujo al 25%, según las fuentes.

Para complicar aún más el proceso, Repsol está planeando cerrar operaciones independientes con el fin de obtener dinero en efectivo para activos individuales en el negocio de bajas emisiones de carbono, incluyendo un centro solar en el oeste de España.

Una de las fuentes dijo que esto dificulta la comprensión de lo que se incluye exactamente en la venta de la participación.

«La impresión es que Repsol está ofreciendo lo menos posible», dijo una de las fuentes.