Inicio Análisis político Alejandro López Munguía “Revolucionarios de cantina”

“Revolucionarios de cantina”

1316

Francisco Torres Rivas, presidente del CDE del PRI, nunca se imaginó las reacciones que generaría la fotografía que se tomó con Mauricio Sahuí y que compartió en su cuenta de Facebook. ¡Tremendo show!.

En la imagen se ve a los “compadres” comiendo, alegres, relajados y satisfechos. Pero eso no es lo que causó revuelo, sino el mensaje que el líder tricolor le puso a la fotografía.

El texto dice “con mi compadre recordando luchas pasadas, afrontando las presentes y armando las futuras. Siempre juntos, siempre #Revolucionarios”(sic).

¿Revolucionarios luchando desde restaurantes de lujo?. Que alguien le diga a Torres Rivas que no puede escribir ese tipo de cosas. Es una ligereza propia de los inconscientes, de los irresponsables y de los insensibles.

Fue un exabrupto a la altura de una
cantina.

Evidentemente fue un oso que no se puede ignorar, considerando que ambos personajes han ocupado muy importantes cargos públicos, y manejado gigantes presupuestos públicos. Los dos fueron diputados federales, presidentes del PRI, y que por tanto florecieron como amapolas en verdes campos.

Con estos antecedentes se supone que ambos poseen sentido común, oficio político que les impide escribir esas salvajeces.

Pero está visto que no hay consciencia, seriedad, responsabilidad, ni oficio y menos sentido común. Ellos, los “compadres” están en lo suyo.

¿Y qué es lo suyo?, claramente están planeando cómo seguir manejando al PRI reteniendo todas las posiciones que se deban tener. Al costo que sea, la militancia no importa. Ellos siguen creyendo que los priistas de base, de territorio son borregos.

Creen que nadie ve lo que está sucediendo en el PRI. Sahuí viene de ser rechazado de los grupos duros de Morena, que no lo quieren de militante y menos de candidato.

A esto hay que agregar que tanto Sahuí como “Pumba” están enfrentados con Rolando Zapata. Por eso el acercamiento público. Primero había que demostrar que Sahuí sigue en el partido; luego, que gracias al compadre Torres, Sahuí no se fue. Pero lo mas importante, es que ambos anuncian que darán lucha para seguir aspirando a vivir del presupuesto y a continuar engrandeciendo su riqueza personal.

Terrible situación la que vive el PRI, al que no respetan, no aman, no protegen.

Ambos son perdedores. Y deben asumir esa condición. Sahuí es el Orlando Paredes de la actualidad. A los dos los entregaron y ambos se doblegaron por voluntad propia

Francisco Torres se cuece al mismo hervor, ha dejado una secuela de traiciones y de decisiones propias de político sin oficio. Su trabajo es el resultado de su verdadera estatura política.