Inicio Noticias Economía en Yucatán ¿Solicito o no un préstamo en línea?

¿Solicito o no un préstamo en línea?

1876

En momentos en los que se precisa de liquidez urgente, los préstamos por Internet pueden convertirse en una alternativa rápida, sencilla y 100% confiable. Sin embargo, antes de llevar a cabo cualquier contratación conviene evaluar las circunstancias personales con detenimiento. Ser responsable con las finanzas es crucial a fin de evitar endeudamientos. Y es que no hay que olvidar que como cualquier producto financiero, los préstamos en línea tienen asociados unos intereses y comisiones que habrá que adeudar a corto plazo (los términos de devolución no suelen superar los 30 días).

¿No estás seguro de solicitar un préstamo en línea?

En ese caso, ¡sal de dudas! Descubre si realmente debes hacerlo o no contestando a estas preguntas:

  • ¿Con qué asiduidad sueles quedarte corto de dinero? Si cada poco estás batallando con el dinero, seguramente el origen del problema tenga que ver con una mala administración. De ser así y aunque no lo creas, unos pequeños cambios en los presupuestos pueden provocar que pueda llegarse a fin de mes sin ningún tipo de problema ¡Sí, así es!

En muchas ocasiones, ‘hacer números’ para poner los ingresos junto con los gastos ayuda y mucho. Basta con anotar cuánto necesitas gastar (comida, transporte, factura del celular), cuánto dinero quieres o puedes ahorrar y cuánto dinero te queda libre para realizar actividades de ocio como ir al cine, salir a tomar una copa, ir a cenar, etc. ¡Compruébalo!

Como bien sabrás ‘ir al día‘ tiene sus riesgos. Aún así es lo más común puesto que muchos sueldos no permiten ahorrar ni un peso. De cualquier modo, aún siendo muy precavido con las finanzas personales nadie está exento de tener una emergencia, apuro e imprevisto. En estas situaciones contar o no con liquidez es vital. Es más, lógicamente, dicho factor marcará la diferencia.

  • ¿Por qué necesitas liquidez? Preguntarse para qué se quiere dinero extra da la oportunidad de prever distintos escenarios y estar preparado para todo lo que pueda llegar. Un préstamo en línea puede ser de gran ayuda en casos puntuales para resolver imprevistos e incluso para emprender o expandir tu negocio. Muchas veces la falta de efectivo es un obstáculo, los proveedores de dinero rápido lo saben y por ello han diseñado productos financieros ágiles y sencillos que no requieren ni de papelería ni de avales para obtenerlos.
  • ¿Tu necesidad económica es urgente y puntual o puede esperar? Hay ocasiones o circunstancias que vienen sin aviso y requieren atención inmediata. Por ejemplo, la salud. Encontrarse ante una emergencia médica es una causa más que suficiente para recurrir a un crédito online. Por otra parte, aunque el imprevisto no sea médico si se cuenta con la certeza de que podrá liquidarse el capital prestado a corto tiempo, no es ningún despropósito apostar por alguna empresa mediante la que sea posible alcanzar financiación en línea.
  • ¿Qué porcentaje de tus ingresos estás pidiendo? Las compañías de crédito evalúan todas y cada una de las solicitudes enviadas. El motivo principal es que necesitan cerciorarse en primer lugar de que los datos personales y de contacto aportados son válidos. Adicionalmente, como cualquier otro prestamista privado, necesita conocer con qué entradas de capital cuenta el solicitante. Tras estas comprobaciones, no todas las contrataciones son aprobadas. La razón suele ser la falta de solvencia. Eso sí, siempre y cuando el monto pedido no supere el 80% de los ingresos, el préstamo en línea suele ser concedido.
  • ¿Crees que no podrás hacer frente a la devolución? Si no estás seguro de poder llevar cabo el reembolso del crédito, no solicites dinero. Un préstamo no se paga contratando otro.

El mercado financiero cuenta en la actualidad con multitud de ofertas. De hecho, la competencia generada entre las compañías de préstamos en línea ha permitido que sea posible incluso solicitar dinero sin comisiones, al 0% de interés. Opciones no faltan. No obstante, cada caso es único y cuenta con unas condiciones particulares. Por tanto, tú y solo tú deberás analizar la situación y decidir si debes o no solicitar dinero en línea.

Ventajas de los préstamos en línea

A estas alturas ya conocerás la practicidad, rapidez y flexibilidad de los productos financieros online. Pero no son las únicas ventajas a destacar. A continuación se enumeran otras ¡Descúbrelas!

  • Cualquiera puede tramitar la gestión del préstamo desde la comodidad de su hogar sin explicaciones, sin papelería y sin avales.
  • El monto solicitado se transferirá en tan sólo 10 minutos a la cuenta bancaria por lo que no es necesario desplazarse hasta una oficina o sucursal.
  • Los usuarios de las firmas de préstamos en línea cuentan con la seguridad de recibir un servicio de calidad y confiabilidad.
  • Los sistemas de solicitud de los proveedores de dinero rápido permanecen operativos las 24 horas del día de los 7 días de la semana. Por dicho motivo es posible conseguir liquidez urgente cualquier día y a cualquier hora.
  • La contratación puede llevarse a cabo estés donde estés desde un dispositivo móvil, tablet o computadora. Ahora bien un requisito indispensable, como es lógico, será tener una buena conexión a Internet.