Inicio Noticias Internacional Sri Lanka limita el suministro de combustible para combatir la crisis

Sri Lanka limita el suministro de combustible para combatir la crisis

190

Colombo, 15 abr (EFE).- Sri Lanka anunció que la compañía estatal Corporación de Petróleo de Ceilán (CPC) limitará con efecto inmediato el suministro de combustible para los automóviles, excepto camiones, autobuses y vehículos comerciales, ante la grave crisis que atraviesa el país insular.

«Estamos haciendo esto para aumentar nuestra eficiencia en la distribución de combustible. Lo que hemos visto en el pasado son largas colas que han incomodado a muchas personas en las carreteras», dijo a Efe el presidente del CPC, Sumith Wijesinghe.

Desde hoy, las estaciones de servicio tan solo podrán suministrar 1.000 rupias de combustible (2,84 dólares) a los usuarios de motocicletas, 1.500 rupias (4.26 dólares) para los vehículos de tres ruedas, y 5.000 rupias (15 dólares) para los coches y furgonetas, cada vez que paren a repostar.

Una cantidad suficiente para llenar con 4 litros de gasolina el depósito de las motocicletas, y con 20 litros el de coches y furgonetas.

Esta medida permanecerá en vigor «por unos pocos días», precisó Wijesinghe, y exceptuará a camiones, autobuses y vehículos comerciales.

La grave crisis económica que vive Sri Lanka ha dejado al país con escasas reservas de combustible, alimentos y medicamentos esenciales, lo que se ha traducido en escenas de interminables filas en varios puntos de la isla para obtener combustible y gas para cocinar.

SIETE DÍAS DE ACAMPADA PARA PROTESTAR

Además, este viernes se cumplen siete días desde que miles de ciudadanos comenzaron a acampar frente al edificio de la Secretaria Presidencial en Colombo para reclamar la dimisión del presidente Gotabaya Rajapaksa por su gestión de la crisis.

«Vine aquí por el daño que le ha hecho el presidente Rajapaksa a la agricultura (…) no podemos sobrevivir si él continúa», dijo a Efe el agricultor de 42 años, Priyantha, que permanece en las afueras de las oficinas del presidente desde el primer día.

Pese a que las protestas comenzaron a finales de marzo, se agravaron desde el fin de semana pasado, movidos los habitantes por la declaración del estado de emergencia, la imposición del toque de queda y la prohibición de usar las redes sociales adoptada por Rajapaksa, a lo que se sumó el empleo de gases lacrimógenos y cañones de agua por parte de la Policía para dispersar a los manifestantes

INCUMPLIMIENTO DE LA DEUDA EXTERNA

Y es que la crisis ha dejado a la nación insular sin divisas internacionales para financiar las importaciones de los bienes que escasean.

De hecho, esta semana el Gobierno anunció el incumplimiento soberano de su deuda externa, que según datos del Ministerio de Finanzas hasta finales de 2021 ascendía a 20.000 millones de dólares.

Esos mismos datos sitúan la deuda total del país hasta finales de 2021 en unos 54.000 millones de dólares -el 102,8 % del producto interior bruto (PIB).

Wijesinghe informó a principios de esta semana que Sri Lanka se encuentra actualmente en negociaciones con la India para asegurar una línea de crédito de 500 millones de dólares que le permita hacer frente a la crisis,

Un préstamo que se sumaría al ya efectuado por el país vecino a mediados de marzo, por el mismo valor.

Además, se espera que el ministro de finanzas, Ali Sabry, junto con miembros del Banco Central de Sri Lanka, inicie la próxima semana una ronda de conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para obtener un préstamo que permita al país mayor maniobrabilidad para gestionar la crisis.