Inicio Análisis político Alejandro López Munguía TREMENDO… CAGADERO

TREMENDO… CAGADERO

13519

“Cagadero”

Una vez más Huacho Díaz Mena, candidato de Morena a Gobernador del estado, hizo una maldad. Esta vez, bajó a Alejandrina León de la tercera posición de la lista de candidatos a diputados plurinominales que fueron insaculados, y le otorgó la posición 7 a la diputada Rubi Be, a manera de comprometerla (ella manifestó en sus redes sociales que no pidió ninguna candidatura, luego de que la traicionó al engañarla, tras darle la candidatura de la alcaldía de Ticul a un “chapulín” priísta.

En el caso de Alejandrina León, se sabe que Huacho no permitió que una partidaria de Verónica Camino Farjat lograra llegar al Congreso del Estado y prefirió darle la posición a otra persona.

 

Alejandrina León ha sido una partidaria fiel de la senadora, lo cual la hace automáticamente enemiga del candidato a Gobernador, quien ha hecho todo lo que está a su alcance para bloquearle toda posición política posible.

Los morenistas no se explican cuál es la razón del proceder de Huacho, pues en vez de unir a todos los grupos, se ha encargado de dividirlos y explotar toda posibilidad de acuerdos políticos.

Una versión que toma fuerza es que Huacho Díaz tomó venganza de la renuncia que hizo Orlando Pérez Moguel, fiel del equipo de Verónica Camino, quien la semana pasada anunció que todo el equipo de operadores (7,500) que tienen en todo el estado, no apoyaría su campaña y que además abandonarían al partido.

También se habla de un rompimiento entre Huacho y el equipo de la Dra. Claudia Sheibaum. Se le acusa de ser soberbio y de no tener voluntad para trabajar en equipo y unidos.

Un asunto que molesta gravemente al morenismo, es que Huacho se apropió de la primera posición de la lista de candidatos a diputados plurinominales, pues se la dio a su ex asistente particular en la secretaría del Bienestar, Shirley Edith Castillo Sánchez. Sobre ella pesa la acusación de que logró meter más “aviadores” en la dependencia federal.

Otro tema que tiene alterados a los morenistas, es que fue el propio Huacho Diaz el que despreció a la CATEM, la organización sindical adherida a Morena, pues no le dio posición política de peso. Al secretario general, Manuel Peniche Marenco, lo bajó de la diputación federal por el VI distrito y lo colocó como candidato a regidor perdedor en la planilla del “políticamente muerto”, Rommel Pacheco. Al senador Raúl Paz Alonzo lo colocó en la segunda posición de la lista a diputados locales plurinominales. Este tema será abordado en editorial aparte.

En el seno morenista se habla ya de que Huacho Díaz ha convertido este proceso electoral en un tremendo CAGADERO.

Se empieza a difundir el hashtag #huachoyaperdió, dejando en claro que en lo federal votarán por la candidata la Dra. Claudia Sheibaum y por lo estatal… lo dejarán morir solo con sus chapulines.