Inicio Noticias Belleza 5 reglas para no abandonar el mundo fitness

5 reglas para no abandonar el mundo fitness

235
0
Compartir

¿Cuántas veces no empiezas a intentar un estilo de vida más sano y luego te rindes? y digo “intentar” porque por eso se abandona, porque no se hace de manera correcta. En vez de hacerlo, solo se intenta y por lo mismo, se fracasa.

Adoptar un estilo de vida requiere de mucha mucha voluntad y sobre todo compromiso, constancia y paciencia, pues nada se va a lograr de la noche a la mañana y siempre estaremos en cambios constantes en nuestro cuerpo y estado de ánimo.

Pero ¿cómo se logra tener ese compromiso? la respuesta es muy fácil; creando hábitos.

Sé que suena algo trillado pero es una realidad, sin hábitos no se puede conseguir nada.

Antes de empezar a decirte mis 5 reglas para no abandonar mi estilo de vida, quiero numerarte varios errores que ocurren, razones que sabotean nuestra meta, así que pon atención si es que estás a punto de tirar la toalla; si es así, te digo ¡NO LO HAGAS! No te apresures solo debemos hacer conciencia y ser realistas con nuestras acciones.

Primero te digo que antes de volver a pensar negativamente, pienses en que estás tomando una de las mejores decisiones de tu vida, podrás decirme que es algo dramático pero esto no se trata solo de verte mejor o solamente ser más sano. Se trata de tener una  mejor calidad de vida, energía para tu mente, cuerpo y alma.

El primer error es falta de motivación, pues uno siempre busca automáticamente una motivación para sí mismo, inspirándose en lo mejor que se verá o en un bien únicamente para él o ella y no te digo que sea malo, al contrario pero te aconsejo que NO sea tu única motivación porque pronto puede llegar un conformismo y ese mismo será razón para abandonarlo. Así que busca motivación más allá de tus intereses personales, si tienes familia úsalos de inspiración, serás un ejemplo de vida y salud para ellos; aquí aplica el dicho de “predica con el ejemplo”. Si una de las razones por las que empezaste fue efectivamente por tus hijos, papás, hermanos (as), pareja, o algún familiar, entonces aférrate a eso como tu motivación cada día, si ya no tienes ganas de seguir por ti mismo entonces habrá una razón extra para no dejarlo.

Otro de los errores que se cometen, es tener un objetivo temporal o de corto plazo como por ejemplo; empezar a comer sano únicamente para bajar esos kilos de más. Déjame decirte que no durará mucho tiempo y me refiero en todos los aspectos. ¿Por qué? simple y sencillamente porque no se empieza con una mentalidad de algo temporal, sino de algo permanente; “solo quiero quitarme estos 3, 4 o 5 kilos que me faltan y listo”. Esta frase incluso hasta yo me lo decía y como no tenía esa mentalidad ni siquiera llegaba a bajar tres kilos y ya lo había abandonado. Recuerda que debemos ser conscientes ante todo, pues la gente que logra esa meta temporal vuelve a sus hábitos pasados por haber logrado su “objetivo” y con el tiempo también vuelven esos kilos de más.

Por último, este error es empezar en el mundo fitness por “modismo” y me refiero a que en los últimos años el ámbito de lo saludable, fit, healthy, etc… ha estado muy de moda, tanto, que la gente empieza a sumarse a este estilo de vida únicamente por modismo; pero no todos empiezan por modismo y si lo hacen también hay personas que logran mantenerse y cambiarlo de modismo a un estilo de vida permanente. Todo se trata de cambiar la mentalidad de “lo fitness” que por moda muchos lo empiezan pero pocos ponen una determinación y compromiso real. Por eso te digo que si una de las razones de haber tomado esta decisión o está en tus planea hacerlo, te recomiendo que te mentalices en transformar tu propósito en algo constante, serio y permanente.

Ahora sí, después de haberte puesto las cartas en la mesa y decirte qué errores hay en el mundo fitness te comparto mis 5 reglas para no abandonar este estilo de vida.

1.OBJETIVOS: La clave para empezar y mantenerse en un estilo de vida saludable “plantear tus objetivos” a largo y corto plazo para que al lograr un objetivo que no sea el único y así ir planificando un objetivo mayor. Para ello tendrás que hacer uso de la siguiente regla.

2.DISCIPLINA: Un tema en el que debemos poner mucho empeño de nuestra parte. Para darte una idea de cómo forjar esa disciplina, haz un compromiso contigo mismo, sabiendo que aún sin tener ánimos o ganas de entrenar (porque la fuerza de voluntad es limitada) debes cumplir con ese compromiso, como el deber de ir a la escuela, como ir a trabajar, etc.

3.ALEJAR LA ZONA DE CONFORT: Es hasta cierto punto complicado porque nos da inseguridad lo desconocido o a veces no creemos que podemos llegar más allá de nuestro esfuerzo, porque intuimos conocer nuestros límites, pero recuerda ¡LOS LÍMITES LOS PONES TÚ! y por lo mismo debes estar en constante desafío contigo, pues incluso tú puedes ser quien sabotee tus metas. Esta regla va de la mano con la siguiente (regla de oro para mí).

4.VENCE TUS MIEDOS: Podrás pensar que al comer sano y entrenar no debe haber miedo alguno pero existen pequeños grandes detalles que sin darnos cuenta son reflejo de nuestro miedo y te pongo un ejemplo muy fácil: cuando entrenamos y nos da miedo saltar dos veces más alto de lo que acostumbramos, o correr más distancia de la que resistimos, al dudar de poder lograr esos retos se refleja el miedo a superarnos. Eso puede ser razón también para quedarse en la zona de confort y ¿cuál es el resultado cuando eso sucede? llega a aburrirnos, estancarnos y dejar de ver resultados, lo que lleva a desmotivarnos y luego a rendirnos, ¿vés la importancia de estas últimas dos reglas?.

Lo importante es verlo como un nuevo comienzo, el ideal y correcto comienzo para una vida mejor, esto no sólo motiva al cuerpo para la salud sino también para metas personales, laborales, amorosas y muchas otras en mente, y estas reglas sirven para todo en la vida. Lo he mencionado en diferentes puntos de varios artículos, pero juntar estas cuatro reglas como una sola es la receta ideal para un buen camino hacia el éxito. Así que ya conociendo algunos errores que pueden cometerse y la solución a ellos solo queda ponerlo en práctica, comenzar o corregir lo que está mal y lo más importante es no rendirse, baches en el camino siempre habrán pero desistir nunca será la solución.