Inicio Análisis político Alejandro López Munguía Olga Sánchez Cordero fue emboscada por el Gobernador Jaime Bonilla

Olga Sánchez Cordero fue emboscada por el Gobernador Jaime Bonilla

552
0

Olga Sánchez fue emboscada por el Gobernador Jaime Bonilla

“No sabía que me estuvieran grabando”, afirmó la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, en diversas entrevistas a medios nacionales. Y es que, tremenda sorpresa se llevó la funcionaria número dos del gabinete presidencial pues fue exhibida a nivel nacional por su correligionario, el Gobernador del Estado de Baja California, Jaime Bonilla, de extracción Morenista, al declarar, casi festejar que “la Ley Bonilla es legal”, con lo que prácticamente acepta que el periodo por el que gobernará será de 5 años y no de 2 años.

El día de ayer al terminar la ceremonia donde tomó posesión del cargo, Jaime Bonilla, la Secretaria Sánchez Cordero presidió una reunión privada con el mandatario y al saludarlo lo recibió efusivamente con esa declaración, a lo que Bonilla respondió jubiloso “con eso tengo”.

Olga Sánchez ha sido sujeta a las críticas de usuarios de las redes sociales, twitter, facebook, youtube, pues desde el principio del conflicto en Baja California por la ampliación del periodo de gobierno dijo que “era inconstitucional”. Sin embargo, ahora le encontró una salida al asunto pues dice que es “legal”.

La imagen de la funcionaria quedó en entredicho pues pareciera ser que jugó dos cartas, y que un juego de doble sentido está más que a favor de que Jaime Bonilla se quede los 5 años al frente del gobierno.

Sánchez Cordero ha intensificado sus declaraciones en medios de comunicación para tratar de atenuar el asunto, sin embargo, ha quedado mal parada ante la opinión pública. Pareciera ser que no es fiar, que su palabra no es confiable y que hacia afuera dice estar en contra del “agandalle” del Gobernador y por dentro, lo apoya.

Veremos cómo se van dando las cosas, por lo pronto, cayó en la emboscada de su propio compañero de bandera política. Con compañeros así, para qué los quiere Doña Olga.