Inicio Análisis político Columnista MPV A pa’semanita. V 7. 000 un poco del sector y servicio publico

A pa’semanita. V 7. 000 un poco del sector y servicio publico

272
0
COMPARTIR
feriadeciencia

En esta ocasión dejare un poco de lado el recuento semanal y enfocare esta columna en un sector y servicio publico que se lo gano a pulso.

Por que ya que están los actores políticos y funcionarios públicos muy avocados en difundir su labor (que mas bien es su obligación), su imagen y demás obras publicas, para así tratar de contar con el aborrecimiento de la ciudadanía y asegurarse un lugar en las próximas elecciones del próximo año.

También considero necesario, exponer y restregarles sus fallos, para que así la cosa sea un poco mas pareja y se note que no todo es miel sobre hojuelas.

Así que ahí les va la siguiente corrida, dedica’a a a los servicios de salud estatal y federal. Prometo a sus mercedes, oreja y rabo de este ejemplar. Asuuu… Va por vosotros. Ole…

ESTOS SON LOS DERECHOS DE LOS PACIENTES (Según la CONAMED)

1 Recibir atención médica adecuada.

2 Recibir trato digno y respetuoso.

3 Recibir información suficiente, clara, oportuna y veraz.

4 Decidir libremente sobre tu atención.

5 Otorgar o no tu consentimiento válidamente informado.

6 Ser tratado con confidencialidad.

7 Contar con facilidades para obtener una segunda opinión.

8 Recibir atención médica en caso de urgencia.

9 Contar con un expediente clínico.

10 Ser atendido cuando te inconformes por la atención médica recibida.

Debido a la precaria situación económica que esta sufriendo toda la población de este México lindo y querido, la población de clase media para abajo, tiene la necesidad y recalco y repito “NECESIDAD” de hacer uso del famoso “Seguro Popular” que rememorando un poco, cuando comenzó la campaña con el entonces presidente Vicente Fox Quezada, el mismo salía en los spot’s de radio y televisión anunciando la creación de este  fabulosisimo programa de salud y sobre todo decía y afirmaba que era un servicio totalmente gratuito. Perdón… Gratuito mis polainas, ya que este servicio o derecho o cualquier nombre le quieran poner, no es del todo gratuito, y así lo continuo el siguiente gobierno y el siguiente hasta la presente administración

El inicio o el Limbo.

Para comenzar y a manera de muestra ahí les va una narración de lo que debe sufrir una persona para que esta pueda ser atendida en alguna institución medica federal o estatal en este caso; particularmente refiriéndome a lo que acontece aquí en “Yucatán” y para ser mas exactos, en el hospital general “O’horan”; el usuario y prospecto a paciente se topa primeramente con un servicio frío, despersonalizado, insensible y completamente burocrático para mal, esto es en la ventanilla de admisión hospitalaria primero debe comprobarse que realmente se trata de una super-urgencia por que si no es así y es una simple urgencia, pues lo retachan al sector salud del centro, así que para los que logran constatar que es una real super-urgencia los aceptan y posteriormente pasan a revisión y/o valoración medica, haciendo un breve paréntesis en esta parte (Cabe aclarar no todas las enfermeras y doctores son iguales, ya que algunos si están comprometidos por vocación y sienten amor a su profesión, haciendo gala de su juramento Hipocrático), pero… la mayoría de las veces el usuario se topa con un servicio pésimo y de maltrato, claro eso si logra que lo atiendan en breve, por que si no… pues no le queda mas que aguantarse su dolencia, por un buen rato, por que en lo que se refiere al área de “Urgencias” de urgente no tiene nada.

 

Después de esto, si fue correctamente valorado y logro el usuario ser admitido, y menciono esto por que si no logra ser aceptado, pues le dan dos paracetamol, unas cuantas aspirinas, unos captopril o alguna otra medicina placebo según sea la dolencia o caso y lo mandan a su casita, bueno, pero si ya logro ser admitido; sigue el calvario de que ahora ya “Paciente” sea atendido correctamente en el área de “Primer Contacto” o “Área de Choque” dependiendo de la gravedad del caso.

Para los que han entrado a esta área, saben exactamente lo que se ve y vive ahí adentro, pero para los que no, ahí les va una descripción para que visualicen y tengan un panorama de lo que pasa ahí y no tengan la ilusa y romántica idea de las imágenes que se ven en las series de televisión gringas o las tara-novelas de Azteca o Televisa.

Entrar a Urgencias del O’horan al área de Primer Contacto o Choque, es una antesala al infierno o más bien al limbo, esto debido a lo que se ve deprime hasta al más fuerte de sentimientos, al menos refiriéndome a una persona normal. Los pacientes primeramente si la urgencia no es tan grave (Según ellos) lo sientan en viejas y desvencijadas sillas de tela, las cuales eran originalmente de tapiz color negro, pero ahora tienen manchas de todo y al decir de todo, me refiero a vomito, excremento, orina, sangre, sudor y lagrimas, ahí les aplican suero, curaciones o medicamentos según sea el caso, para los que pasan directo a primer contacto y no son afortunados los mandan a frías bancas de las que se usan para la sala de espera y ahí son atendidos y de cierta manera por llamarle de alguna forma, son hospitalizados. Ya que ahí pasan su enfermedad, convalecencia o esperan la muerte, que muchas veces ha llegado a reclamarles ahí.

Otros un poco mas afortunados son dejados en las camillas en que llegaron, de alguna ambulancia o son puestos en las pocas camillas disponibles que hay en ese nosocomio, (abro un breve paréntesis para mencionarles que el área de urgencias cuenta solo con un poco mas de 80 camas, las cuales son completamente insuficientes para atender mas de 300 pacientes que acuden a este hospital), por lo que los demás pacientes están en espera y son medio atendidos en los de por si angostos y pocos pasillos del área, esto debido a que la mayor parte del tiempo no hay espacio en los cubículos, que funcionan a manera de cuartos, los cuales son pequeños espacios en los que apuradamente cabe una camilla y por la falta de espacios, meten hasta tres camillas, simplemente divididos a veces por viejas y manchadas cortinas. Así que ir de visita a algún familiar es pasear y contemplar toda esta miseria y sufrimiento de la gente que esta ahí hospitalizada.

Para ampliar un poco mas el panorama de lo que es este recorrido por los pasillos llenos  de lamentos, quejas, lagrimas, por el dolor de los pacientes que están ahí, cabe hacer mención que al menos en las bancas y pasillos, están todos revueltos, hombres, mujeres niños, ancianos y por su misma situación; estas personas deben olvidarse de su pudor y sanidad, tanto física como mental, además de que cuando dije todos revueltos no solo me refiero a géneros o edades, también me refiero a diferentes enfermedades, tales como dengue, chikunguya, zika, efisemas, neumonias, pulmonias, tuberculosis; etc, etc, etc. En fin… todo un riquísimo y variado cocktail de virus, bacterias y demás, que si el paciente estaba ahí por alguna dolencia, puede que salga premiado y se quede o lleve a casa una promoción de dos o tres por uno, al contagiarse de otra enfermedad, además… como para que “Amarre” la mencionada revoltura, también incluye borrachos, indigentes y/o presos, así que esta de mas, mencionarles los aromas que se perciben en esta área, si se llega alguien a imaginar estos olores? (Favor de juntar todos los hedores y multiplicarlos 300 veces; para que tengan una idea mas clara.)

Cuando algún paciente afortunado o debido a exigencias de los familiares o alguna palanca logra llegar al área de “Observación Hombres, mujeres, o pediatría” ahí pues cambia un poco la cosa, algunas veces para mejorar u otras para empeorar. Esto debido a que por la “falta de presupuesto” que hay en el Sector Salud, pues hay muy poco personal de base, tanto del cuerpo de médico como de enfermería, y por consecuencia de esto, la dirección del hospital debe echar mano de los “Pasantes” o los “Residentes” explotándolos un poquito, con dobles o triples turnos, aunado a la “Grilla política” que existe ahí (que ah… como son grilleros las enfermeras o enfermeros y camilleros), de los trabajadores de base o con mas antigüedad que los recién salidos galenos o enfermeras (os), que no dejan títere con cabeza y atacan por igual, sea el compañero nuevo o antiguo, va parejo.

Debido a esto, el ambiente laboral de estas zonas, pocas veces es relajado, por que como se menciona anteriormente, no todos los médicos, enfermeros, camilleros, trabajadores sociales, intendentes y demás son iguales. Hay algunos cuantos que tienen vocación y amor a su profesión, así que hay ciertos turnos de las tres jornadas que todo mundo sabe su trabajo y lo desempeña a conciencia, pero hay otros en los que no hay ni la mas minima armonía, siendo la resulta  la falta de respeto y atención, que conlleva con el quebranto de los derechos de los pacientes, desembocando en fallas en la “Praxis” llegando a haber errores que muchas veces termina en perdida de vidas por negligencia.

Pero, como decía Raúl Velasco “Aun hay mas”, ya que aun faltan áreas por mencionar.

El departamento de servicio social del área de urgencias.

Este departamento se supone es un intermediario entre el paciente y la institución, ya que según la definición de el trabajo social, se supone que es una profesión basada en la práctica y una disciplina social que promueve el cambio y el desarrollo social, la cohesión social, y los principios de la justicia social. Los derechos humanos, la responsabilidad colectiva y el respeto a la diversidad son fundamentales para esta labor y/o profesión.

Por lo que se da a entender que debe de velar por los derechos de los usuarios y/o pacientes y explicar al paciente o a los familiares el protocolo y/o los procedimientos burocráticos que se deben llevar, determinando a su vez el estatus económico y social de los usuarios, en fin… Eso se supone debe de ser, pero la realidad es otra; por que por X o Y razón, este departamento siempre inclina la balanza por la institución, y en vez de orientar y apoyar al usuario/paciente le impone lo que al parecer muy particular del “Trabajador Social” es lo que el paciente y los familiares harán, sobre todo en referencia a el pago de los servicios que se le brindaron al paciente, llegando a haber casos en los que a gente que a lo lejos denota pobreza, o la gente que por alguna razón esta pasando por una mala racha y aunque estas personas se lo expliquen a los trabajadores sociales, estos les exijan pagos fuera de su alcance. Entonces? Para que demonios les hacen un estudio socio-económico (digo si se le puede llamar estudio a las 7 u 8 preguntas que tienen en su cuestionario), si de todas maneras aplicaran lo que se les venga en gana, ya sea por altas por mejoría o por decesos, siendo siempre estas palabras…

En el seguro popular así como en la vida, no todo es gratis. Así que quienes vengan con la idea que el seguro popular les cubre todo, deséchenla por que no es así. Aquí todo el mundo debe pagar!

Vamos ahora a materia de seguridad… (Si se le puede llamar así).

Para comenzar por esta área o departamento, la seguridad de este hospital esta en manos de una agencia privada, la cual al parecer contrata al primero que acepte el misero sueldo que asignan los directores o dueños de estas pseudo empresas, para continuar con que al parecer, a los prospectos a esta labor no se les hace ningún examen de conocimientos básicos, psicométricos o al menos eso es lo que aparentan los guardias de seguridad que laboran en el Agustín O’horan, aunado a esto no tienen el mínimo estándar de educación al menos moral, ya que educación básica esta de mas ponerla en cuestión, aunque igual cabe hacer mención que no todos estos obreros son iguales y hay unos que otros que tienen un poco mas de criterio y educación que el resto de sus compañeros.

Ya para finalizar. La seguridad en materia de salud, como social, como personal que hay en este nosocomio, es casi nula. Esto debido a que diario se ven casos de presos por “Ñ” razón, que están en la misma sala de revisión o área de hospitalización y se nota que están apresados por algún grave delito, por que si no fuera así? No estaría el “presunto culpable” esposado a la camilla. La pregunta en cuestión es… ¿Por que la SSP no ha habilitado algún área, para atención hospitalaria de los “Presuntos” en parte del edificio que tienen por sede en la zona surponiente del periférico de esta ciudad?

Así como la saturación que existe en este hospital, se debe a la falta de espacios en materia de salud para atender la demanda que existe en el estado y sureste de la republica en general, por lo que la pregunta obligada es… ¿Por que no se divide un poco la carga de trabajo que tiene el hospital Agustín O’horan con el que es el hospital regional de dizque “Alta Especialidad Altabrisa” para que pueda ser atendida mas gente de otras  comunidades y  municipios? (Ya que su nombre lo dice “Regional”)

La respuesta es fácil, la cual ha sido memorizada y expuesta por funcionarios públicos en los diferentes ámbitos políticos y de sobra sabido por toda la población, a través diversas administraciones, en el transcurrir de muchos años.

Aunque se diga que hay deseos de cambio y con la honestidad como divisa, en este gobierno incluyente y de austeridad, no hay presupuesto para invertir más en materia de salud… ni de educación, ni de obras publicas que no sean tangibles y sobre todo visibles, ni de nada, de nada… Hay cosas que no se cuentan… pero se deben contar, para que cuenten y duelan como una patada en los huevos.

Así que ahí se los dejo de tarea, y a los amigos políticos si les gusto que bueno, si no les gusto, pues con la pena de herir susceptibilidades. Me viene valiendo una pura y dos con sal.

Nos leemos en la próxima.

Arrooozzz….

 

 

Hugo D’ Urrutia

Productor General

HDU Producciones

Facebook: hugo.durrutia

Twitter: hugodurrutia