Inicio Análisis político Alejandro López Munguía Porfirio Muñoz Ledo el indicado para dirigir Morena, AMLO lo necesita.

Porfirio Muñoz Ledo el indicado para dirigir Morena, AMLO lo necesita.

481
0

Pocos personajes de la vida pública pesan por su oficio político y por su apuesta al sistema. Pocos como él, pocos con su energía y su aplomo, pocos con su capacidad para evitar caer en errores y pocos con su habilidad para salir de ellos. Es Porfirio Muñoz Ledo, el último gran “moicano” de la política nacional.

Para muchos es el hombre ideal para dirigir al Morena. Ideal porque el partido no funciona como tal. Es una organización amorfa, que aparenta está bien organizada y con presencia a nivel nacional; sin embargo, es todo lo contrario.

A lo largo y ancho de la república, Morena es un partido vacío, hueco, lleno de incongruencias, vicios y de pleitos internos, que lo debilitan de cara a las elecciones del 2021.

Sin importar lo desastroso que está resultando la elección interna, pues el resultado de las encuestas han sido en varios casos impugnados, el que lleva la delantera es el gran Porfirio Muñoz Ledo.

Te podría interesar:

http://www.mipuntodevista.com.mx/en-morena-gibran-denuncia-injusticia-fraude-y-pacto-de-cupulas/

Hombre que no necesita hablar con metáforas, ni con rodeos, va directo y esa virtud de Porfirio es lo que más le conviene a Morena. Porque no puede perderse en la figura decorativa que es, ni en la imagen de comparsa que se ha ganado a pulso.

Porfirio es la llave para que Morena se enchufe con el pueblo y tenga una identidad propia, pues ahora depende de la imagen del presidente AMLO.

Recientes encuestas dan a Morena por debajo de la popularidad del presidente AMLO, y en muchas se coloca como puntero para ganar las elecciones donde habrá cambio de Gobernador. ¿Por qué se da éste fenómeno?. Simple, por un lado está el hartazgo de la gente hacia todo lo que huela a PRI y por el otro, Morena está lleno de gente que mancha la imagen presidencial.

No todos en Morena dan ejemplo de honradez, ni de compromiso, son egoístas, tienen mañas, vicios y se conducen como si el código de “no robar, no mentir, no traicionar” solo fuera aplicable a la oposición.

Pero además Morena está en peligro de parecerse más al PRI que a un partido moderno y democrático que lucha por impulsar la cuarta transformación. Morena ha copiado todo el modelo del partido de poder, ante el Presidente AMLO es sumiso hasta la ignominia, se humilla y se somete a sus deseos, incluso a los deseos que ni siquiera ha manifestado.

Porfirio le dará a Morena identidad propia, lo pondrá en la ruta de la congruencia, le dará la dinámica que como partido está urgido ha de adoptar. Señalando tanto los errores como los aciertos, sin caer en provocaciones.

Porfirio es el indicado para convertir a Morena en una verdadera opción de gobierno. Porque Morena no está definido, no tiene idea de qué es un partido y menos qué es ser un partido en el poder.

Por su personalidad y experiencia, Porfirio sabe cómo entrarle a los temas duros de la política nacional, no se quedará callado ante las malas decisiones del Presidente AMLO y sabrá decirle con su talento cómo enfocarlo o cómo dar para atrás.

El presidente AMLO necesita de Porfirio. Porque está rodeado de incondicionales que solo desean agradarlo, y le mienten, le cuentan cuentos, lo engañan, lo marean y lo hacen quedar mal en muchos aspectos. Ahí está López Gatell que no ha sabido guiar al presidente en este escabroso tema de la Pandemia.

A diferencia de Mario Delgado, Porfirio tiene personalidad nacional. ¿Quién no conoce a Porfirio?, ¿Quién no lo respeta?. Es un hombre de debate, de derecho, que entiende de todo, y que tiene una perspectiva real de todo.

Morena no tendría un mejor representante que Porfirio.

Hay quienes piensan que al contradecir al presidente AMLO en lo futuro, representa un peligro, y hay quienes vaticinan que será un “traidor”. Nada más equivocado que eso.

Por sus características de estadista, Porfirio podrá ayudar al presidente en su labor de conducir al país por la senda del éxito.

AMLO necesita de alguien como Porfirio.