Inicio Análisis político Alejandro López Munguía Senado impondría a Verónica Camino como candidata a Mérida por Morena

Senado impondría a Verónica Camino como candidata a Mérida por Morena

2159
0

 

Senado impondría a Verónica Camino como candidata de Morena a la Alcaldía de Mérida.

Aunque sus cercanos aseguran que no es así, la versión toma más fuerza. Y es que, el líder del Senado de la república, Ricardo Monreal, uno de los motores que mueve a Mario Delgado, líder de Morena en el país, parece ver con buenos ojos a la yucateca de origen priísta.

En Yucatán, los Morenistas no “tragan” a Verónica Camino, básicamente por sus raíces priístas, que aseguran, son muy fuertes todavía. De hecho, la siguen viendo como discípula de Víctor Caballero Durán, candidato perdedor a la Alcaldía de Mérida, en el 2018.

Toda apunta a que en el Senado, Morena engrosará sus filas con la incorporación de la Senadora yucateca, como un paso previo. Desde allí, ven a Verónica Camino como un “anzuelo” para atraer a priístas y ganar votos sustanciales en distritos importantes en la Ciudad Capital.

Aseguran que Monreal ve a Verónica como un rival natural del Senador Jorge Carlos Ramírez Marín, “el candidato de peso”. Y que, aprovechando los graves errores que ha cometido la cúpula del PRI al “agandallarse” las candidaturas para el hijo del ex Senador Emilio Gamboa Patrón y para la comunidad patrocinadora de campañas políticas, pueden darle al PRI la “estocada final”.

Sin embargo, la resistencia a la posible candidatura de Verónica Camino es tan fuerte, que ya se han registrado varios aspirantes a la candidatura por la Alcaldía de Mérida. Está el puntero, Oscar Brito, Morenista puro, fundador de Morena en el estado; Ismael Peraza, ex priísta ligado a Joaquín Díaz Mena que se incorporó en el 2018 a Morena; Rafael Echazarreta, empresario, presidente de la Fundación Echazarreta, declarado admirador de la 4T; entre otros.

En el seno del Comité Estatal de Morena tampoco ven con buenos ojos a la ex priísta Verónica Camino. Le recuerdan que es Senadora, tras la decisión del entonces Gobernador priísta Rolando Zapata Bello, de enviarla como candidata por el PVEM, sin olvidar que era del PRI. Pero, tras la derrota del tricolor en las elecciones del 2018, ella quedó “libre” para decidir y tras unos meses de pasar como “priísta disfrazada”, optó por quedarse como legisladora del PVEM. Es cuestión de unos días para que se convierta en Senadora por Morena nos cuentan.

Así están las cosas. Es obvio que el Senado de la República es una fuerza política poderosa. Así que los Morenos en Yucatán podrían llevarse una desagradable sorpresa si desde esa fuente imponen a la ex priísta. Entonces los que abandonarán a Morena serán muchos y tal vez con los priístas que ella atraiga no se subsane la pérdida de Morenistas que se irán a otros partidos políticos. ¡Total, siguen a AMLO no a Morena!, dicen.