Inicio Noticias Internacional Biden se reunirá con trabajadores estadounidenses afectados por la pandemia de coronavirus

Biden se reunirá con trabajadores estadounidenses afectados por la pandemia de coronavirus

282
0
El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, hace un gesto a periodistas a su llegada al acto en el que anunciará a sus nominados y designados para servir en su equipo de política económica en su sede de transición en Wilmington, Delaware, Estados Unidos. 1 de diciembre, 2020. REUTERS/Leah Millis

WASHINGTON, 2 dic (Reuters) – El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, se reunirá el miércoles con trabajadores y empresarios estadounidenses afectados por el COVID-19 mientras se prepara para enfrentar una pandemia que ha tenido un gran costo humano y económico cuando asuma el cargo el próximo mes.

Biden está instando al Congreso a resolver un enfrentamiento de meses sobre la ayuda por el coronavirus y ha prometido actuar rápidamente en la entrega de más recursos para combatir una crisis de salud que ha provocado la muerte de más de 268.000 estadounidenses hasta ahora.

El demócrata ha seleccionado a muchos de sus principales asesores económicos y de seguridad nacional, aunque no está claro cuántos obtendrán la confirmación en un Senado muy dividido, cuyo control estará determinado por un par de elecciones de segunda vuelta en enero.

Un posible punto positivo: los principales funcionarios de salud dicen que planean comenzar a vacunar a los estadounidenses contra la enfermedad a mediados de diciembre. Se espera que los trabajadores de la salud y los residentes de centros de cuidados de largo plazo sean los primeros en la fila.

Biden tendrá encuentros -en los que se respetarán las normas de distancia social- con trabajadores y propietarios de pequeñas empresas que han sufrido durante la agitación económica provocada por la pandemia. Él y la vicepresidenta electa, Kamala Harris, también recibirán información sobre seguridad nacional de parte de funcionarios del gobierno de Estados Unidos.

Esos informes son una señal tácita de la administración del presidente saliente Donald Trump de que Biden y Harris tomarán el poder el 20 de enero, aunque el propio Trump se ha negado a ceder, en un quiebre brusco con la tradición estadounidense.

Mientras tanto, los abogados de Trump siguen presentando recursos legales en un intento por revocar los resultados de las elecciones del 3 de noviembre, que Biden ganó por más de 6,8 millones de votos. Funcionarios electorales han dicho repetidamente que no hay evidencia de fraude generalizado.