Inicio Análisis político Alejandro López Munguía Cecilia, Renán, Paz y Liborio, las cartas del PAN para el 2024

Cecilia, Renán, Paz y Liborio, las cartas del PAN para el 2024

2817

I.- La operación para el relevo del gobierno que se dará en el 2024 ya empezó. El PAN es el partido con más experiencia, con ventaja, mejor organizado y con todo el recurso posible para refrendar un triunfo que en la era del reinado de AMLO, es muy relevante. Cuatro figuras blanquiazules ya tomaron la escena, los cuatro cuentan con los atributos para presentarse en las elecciones a gobernador. Cada uno cuenta con su propia historia, con antecedentes y trayectoria. Veamos.

II.- Renán Barrera obtuvo la victoria en las pasadas elecciones del 6 de junio, derrotando al famoso candidato del PRI, Jorge Carlos Ramírez Marín; y a Verónica Camino Farjat, de Morena. Sin embargo, a pesar de su triunfo, los números obtenidos en el sur de Mérida causaron preocupación en el seno panista, pues en varias secciones fueron adversos. Aunado a esto, el sensible y lamentable fallecimiento del joven veracruzano, puso al presidente municipal de Mérida electo en serios aprietos. La arremetida del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al enviar a la Fiscalía y ordenar a su secretaria de gobernación a denunciar el hecho ante la CNDH, hizo que gran parte de los meridanos ejercieran una presión política sobre Renán Barrera nunca antes vista.

II.- Todo parece seguir su curso, pero no hay que perder de vista que el presidente de México ya puso la mano sobre Mérida y esto alcanza al alcalde, que está ligado estrechamente a la figura del ex presidente nacional del PAN y ex candidato presidencial, Ricardo Anaya. Como buen jugador del ajedrez político, AMLO no ha dejado de ver a Renán como un alfil de Anaya y eso le complica mucho las cosas al alcalde electo. A esto hay que agregar que su gobierno deberá cumplir con la sentencia judicial para reparar el daño al banco Santander por el tema de las luminarias.

III.- Renán Barrera deberá pasar la prueba de fuego a la que está sometido. Su estrategia es mantenerse vigente trabajando. Sus operadores ya están en tierra y están organizando las estructuras en colonias, fraccionamientos y comisarías. Le falta completar la estructura en el interior del estado, donde el oficialismo tiene “copado” casi todo. La clave para Renán es “rodear al enemigo” que tiene en casa, creando una estructura paralela.

IV.- Por su parte, Cecilia Patrón Laviada está a punto de subirse a la cima de la política nacional. Una vez que logre el cargo de secretaria general del CEN del PAN, Cecilia logrará reflectores nacionales y se hablará de ella hasta por los codos. Es su gran oportunidad. Ella está lista para jugar las grandes ligas, sin embargo, deberá cuidar mucho los límites que la misma política le establece. Desde la secretaría general, podrá operar todas las estructuras que desee. Y he allí, que podrá mover la de Yucatán. Tomando en consideración la ascendencia que su apellido le concede. Cecilia tiene a su favor que nadie le estorba. Que viene siendo algo así como la candidata “natural” del actual régimen. Es la candidata oficial, por llamarlo de esa manera. Ese es el mensaje.

V.- Si la elección estuviera a la vuelta de la esquina, el que Cecilia sea la secretaria general sería un movimiento para alejarla de la candidatura. Pero como es a poco más de 2 años, la cosa cambia. Ella tendrá el tiempo para moverse a sus anchas, planear y desarrollar su estrategia como le plasca. Por eso, esto pareciera ser el mensaje de Marko Cortés y de Vila para anunciar que en el 2024, Cecilia Patrón será la candidata del PAN.

VI.- Raul Paz es un político con “estrella”. Siempre cae bien parado. Hoy con más experiencia ha sabido manejarse de forma inteligente, se ha alejado del escándalo y cuida su operación política. No cuenta con el apoyo de Vila, definitivamente no sienten afinidad el uno por el otro. Si Raul quiere ser candidato deberá crear su propia estructura territorial paralela al PAN, para reforzar sus aspiraciones. Sabe que se enfrentará a todo un aparato oficial que no lo ve con buenos ojos. La oportunidad de Raúl en convertirse en “tercero en discordia”, cuando el pleito entre Renán y Cecilia estalle.

VII.- Interesante será ver cómo se arreglan las cosas entre las dos corrientes del PAN. Renán vs Cecilia. Dos familias políticas, dos fuerzas políticas. ¿Podrán aceptar la derrota interna?. Los Patrón Laviada vs los Correa Mena y en medio está Mauricio Vila, que se impulsó fuerte de la mano de Renán para luego distanciarse. Los juegos de la política, ayer fueron amigos, hoy… No tanto.

VIII.- Liborio Vidal aspira a ser el tercero en discordia. Sin duda, si fuera el candidato a gobernador del PAN tendría el triunfo casi en la bolsa. Pero no la tiene fácil, porque los panistas al interior son muy duros, son cerrados y radicales. No le van a perdonar su pasado priísta.

IX.- Al igual que Paz, la oportunidad de Liborio está cimentada en la coyuntura de un pleito entre Renán y Cecilia. En el PAN ya tienen la experiencia del 2007, cuando se enfrentaron Xavier Abreu, Ana Rosa Payan y Luis Correa por la candidatura. En esa ocasión la cosa se puso fea porque Ana Rosa y Correa denunciaron que el gobernador Patricio Patrón Laviada metió las manos para hacer ganar a Xavier. Señalaron que sus funcionarios operaron usando recursos del gobierno. O sea que hubo una “elección de Estado”. El PAN perdió la gubernatura en esa elección.

X.- En Acción Nacional la caballada está robusta. Sin embargo el riesgo de colapso es muy alto. Renán Barrera no aceptaría por ningún motivo bajarse de la candidatura y menos para favorecer a Cecilia Patron. Y lo mismo ella, ahora que está a punto de encumbrarse en la secretaría general del CEN del PAN. Tanto Cecilia como Renán tienen el legítimo derecho a luchar por la candidatura, el ángulo a trabajar es la disposición a aceptar “bajarse” según sea el caso. Si la cosa se pone irreconciliable entre Renán y Cecilia, y Raul no levanta, entonces Liborio como la opción viable, sería el indicado.

La neta del planeta.- En el 2018 los panistas yucatecos pudieron ponerse de acuerdo, se repartieron las candidaturas y obtuvieron el triunfo. Pero nadie sabe por qué razón en pleno 2021, la relación entre Renán y Vila se deterioró al grado del enfrentamiento. Teniendo todo para perfilar a un solo candidato y evitarse problemas, optaron por lo más complejo y peligroso: la discrepancia. En menor escala y con menor intensidad, pero igual de grave es la confrontación de Vila con Raúl.