Inicio Noticias Internacional Cinco puntos para abrir una pyme a la exportación y al mercado...

Cinco puntos para abrir una pyme a la exportación y al mercado internacional

298

La CEPAL espera un repunto en las exportaciones del 25% para México

 

NOTIPRESS.- En la época de incertidumbre instigada por la pandemia de Covid-19, las Pequeñas y Medianas Empresas (pymes) se han visto obligadas a reajustar prioridades. Entre ellas, impulsar la digitalización de los procesos, y, en algunos casos, evaluar la posibilidad de abrirse paso hacia la exportación. Pese a los desafíos financieros que ello implica, abrirse a nuevos mercados puede ser altamente beneficioso.

De acuerdo a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) las exportaciones en México cayeron un 13% durante 2020. No obstante, si se considera un mejor ambiente macroeconómico para 2021, estas podrían repuntar hasta en un 25% y a un ritmo más acelerado que el promedio de América Latina.

A lo anterior se aúna el hecho de que el 90% de las empresas mexicanas son pymes y estas representan el 50% del producto interno bruto. Esto, según datos de Martín Pustilnick, CEO de la empresa en servicios financieros MUNDI. Con este potencial en mente, la compañía compartió al equipo de NotiPress cinco puntos básicos que toda pyme debe considerar para iniciar su camino al comercio exterior.

Primeramente, es necesario contar con toda la constitución legal necesaria, incluyendo permisos de salida para ciertos productos, controles de calidad, etiquetado y estándares de cumplimiento. Se debe asímismo estar de alta ante el Registro Federal de Contribuyentes (RFC), el CURP, y ante servicios de Firma Electrónica Avanzada (FIEL).

También es importante evaluar si en los países destino existe demanda del producto que se busca exportar y conocer al público objetivo para minimizar los riesgos. De acuerdo con MUNDI, un estudio de mercado de la pyme exportadora deberá incluir: análisis de oportunidades y amenazas y contemplar adaptaciones tanto del producto como la estrategia de promoción. Además, identificar los canales de distribución y comercialización, así como las fortalezas y debilidades de los competidores externos e internos.

Es indispensable tramitar los permisos necesarios y cumplir con los requisitos que el país destino exige para el producto a exportar. Entre estos, el pago de aranceles; por lo que es importante definir la fracción arancelaria del producto según el Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías de la Organización Mundial de Aduanas (OMA). Es necesario a su vez conocer la Ley de los Impuestos Generales de Importación y de Exportación y el Padrón de Exportadores Sectorial.

Según el artículo 40 de la Ley Aduanera, para las pymes existe la obligación de emplear un agente aduanal en todas las operaciones de importación o exportación que se realicen. Por supuesto se debe constatar de que esté autorizado por el Servicio de Administración Tributaria para realizar este tipo de operaciones.

Adicionalmente, Paulina Aguilar, directora general de Mundi México, explica que a un año de la pandemia, uno de los principales retos para los pequeños y medianos empresarios es absorber el retraso del pago de facturas de sus clientes. En este sentido, un informe del International Labour Organization revela, cerca del 60% de las empresas no cuentan con el suficiente flujo de efectivo a un año de la pandemia.

Con esto en cuenta Aguilar considera que es importante que las pymes busquen alternativas de financiamiento para realizar operaciones de exportación. «Actualmente las pymes que buscan exportar se ven limitadas debido a la falta de flujo de efectivo, por lo que el factoraje se vuelve especialmente atractivo para las empresas que están en dicha situación», afirmó.

Las pymes exportadoras pueden obtener grandes beneficios al acercarse al factoraje, mediante el cual es posible que estas vendan documentos de crédito a una empresa a cambio de un anticipo financiero. Aunado a lo anterior, a través de plataformas digitales como MUNDI, este financiamiento conlleva un menor costo sin sacrificar el flujo de caja necesario para mantener operaciones en el mercado internacional.