Inicio Noticias Fe y Religión Diócesis del norte de Nicaragua cancela actividades religiosas por covid-19

Diócesis del norte de Nicaragua cancela actividades religiosas por covid-19

141

Managua, 24 ago (EFE).- La diócesis nicaragüense de Matagalpa (norte) suspendió a partir de este martes las actividades religiosas que impliquen aglomeración de personas para evitar el contagio de la covid-19, que se ha cobrado la vida de al menos 14 sacerdotes desde que se detectó esa enfermedad en el país.

El obispo de la diócesis de Matagalpa, Rolando Álvarez, indicó en una declaración que “después de reflexionar profundamente frente al estado de la pandemia en nuestro país y de acuerdo a mi conciencia, he decidido a la luz del Divino Espíritu, suspender inmediatamente” las actividades religiosas en toda la diócesis.

Entre otros, dijo, quedan suspendidos los retiros espirituales, las procesiones “y las manifestaciones de religiosidad popular, si las hubiera en alguna comunidad y de cualquier tipo que sea”.

“Debemos custodiar la vida”, subrayó el obispo, quien dejó al discernimiento de los párrocos la opción de cancelar otro tipo de actividades que impliquen aglomeración de personas y/o exposición al contagio de esta pandemia”.

El jerarca explicó que las celebraciones litúrgicas continuarán realizándose, así como la adoración a Jesús Sacramentado en todas las parroquias y capillas de la diócesis de Matagalpa.

Asimismo, instó a los sacerdotes y fieles católicos a mantener las medidas de bioseguridad como el distanciamiento entre personas, el uso de mascarillas, la utilización del alcohol y el lavado de manos.

“Les insto a continuar ofreciendo al Señor oraciones, sacrificios y penitencias por el cese de la pandemia, así el cuido que debemos tener unos con otros para detener esta cadena de contagios”, agregó.

CERCA DE 500 CASOS EN ÚLTIMA SEMANA

Cuatro sacerdotes han fallecido en Nicaragua en las últimas dos semanas con síntomas de la covid-19 o neumonía, con lo que el número de curas fallecidos ascendió a 14 desde marzo de 2020.

Entre los religiosos afectados se encuentra el obispo emérito César Bosco Vivas Robelo, fallecido el 23 de junio de 2020, a los 78 años de edad, de acuerdo con la Conferencia Episcopal de Nicaragua.

El pasado domingo, el cardenal nicaragüense, Leopoldo Brenes, orientó a los sacerdotes a cuidarse de la covid-19, y a los fieles católicos a no bajar la guardia en el cumplimiento del protocolo básico (uso de mascarilla, sanitización de manos y distanciamiento físico recomendado), ante “la crítica situación sanitaria que afrontamos”.

Nicaragua, un país de 6,5 millones de habitantes, acumula 10.970 contagios y 199 muertes por la covid-19 desde marzo de 2020, según el Ministerio de Salud, que reportó 495 casos en los últimos siete días.

Los datos oficiales mantienen el contraste con los del independiente Observatorio Ciudadano Covid-19, una red de médicos y voluntarios que da seguimiento a la pandemia, que reporta 3.905 fallecimientos por neumonía y otros síntomas relacionados con la covid-19, así como 21.290 casos sospechosos de contagio, datos que no son reconocidos por las autoridades.

Nicaragua recibió este lunes 353,5 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional (FMI) para hacer frente al impacto económico generado por la pandemia de la covid-19 y para fortalecer sus reservas internacionales, según el Banco Central.