Inicio Noticias Internacional El IPC chino repunta al 2,1 % en abril ante los rebrotes...

El IPC chino repunta al 2,1 % en abril ante los rebrotes covid y las materias primas

159

Shanghái (China), 11 may (EFE).- El índice de precios al consumidor (IPC), principal indicador de la inflación de China, subió un 2,1 % interanual en abril, mes en el que el índice de precios a la producción (IPP), que mide la inflación mayorista, siguió moderando su avance hasta el 8 %.

Según la Oficina Nacional de Estadística (ONE), el IPC se vio afectado tanto por los rebrotes de la covid -los peores en China desde hace dos años, provocados por la variante ómicron- y las consiguientes restricciones impuestas por las autoridades como por el repunte de los precios internacionales de las materias primas.

Ambos indicadores, divulgados hoy por la ONE superaron lo esperado por los analistas, que pronosticaban un aumento del 1,8 % interanual para los precios al consumidor y del 7,7 % para los mayoristas.

El IPC había avanzado un 1,5 % en marzo, mes en el que el IPP subió un 8,3 %, por lo que los datos de abril suponen un repunte de 0,6 puntos en el caso del primero y una contracción de 0,3 en el segundo.

Cabe recordar que, en el global de 2021 los precios al consumidor se habían incrementado en un 0,9 % y los mayoristas, en un 8,1 %.

COMBUSTIBLES Y ALIMENTOS IMPULSAN AL IPC

El estadístico de la ONE Dong Lijuan destacó las «múltiples medidas» que se tomaron en «todas las regiones» para garantizar el suministro y estabilizar los precios.

Pese a que la inflación aceleró en abril -en la comparación intermensual, el IPC subió un 0,4 %-, el analista Julian Evans-Pritchard, de la consultora Capital Economics, considera que el repunte de los precios «continúa relativamente apagado», especialmente en el caso de la inflación subyacente, que elimina de la medición bienes volátiles como comida o energía.

El experto reconoce, eso sí, que el ritmo al que creció el indicador en abril fue el «más rápido» desde octubre de 2021 si se tienen en cuenta factores estacionales, un avance proveniente principalmente del encarecimiento del combustible o de los alimentos.

En su opinión, en 2022 el IPC se mantendrá por debajo del límite del 3 % que se marcó el Gobierno debido, en parte, a la debilidad de la demanda doméstica.

CONTINÚA EL IMPACTO DE LAS MATERIAS PRIMAS

Para la ONE, el encarecimiento mundial de las materias primas también sería el principal factor a la hora de explicar la evolución del IPP, sobre todo debido a productos como el crudo, el gas o el mineral de hierro.

Tras analizar las cifras oficiales, Capital Economics concluye que las estrictas restricciones y confinamientos impuestos en diversas partes de China ante los rebrotes del virus todavía no han provocado interrupciones más que «limitadas» al suministro de bienes de consumo duraderos y productos electrónicos.

«Se están empezando a revertir los impactos de las disrupciones relacionadas con el virus a la producción industrial y a la logística, (por lo que) la persistente escasez de bienes podría resolverse pronto», apunta Evans-Pritchard.

De hecho, el analista asegura que «ya hay señales» en los datos de que se está aliviando la presión a los precios de la parte ‘upstream’ de la industria, es decir, de la que extrae las materias primas.

La consultora británica pronostica que el IPP seguirá cayendo en los próximos trimestres merced a la posible moderación de los precios de las materias primas, que dependerá en gran medida de incertidumbres como la planteada por la guerra en Ucrania.

Asimismo, es probable que el efecto de la elevada base comparativa tire hacia abajo de las próximas lecturas de la inflación mayorista, especialmente en la segunda mitad del año, ya que en los últimos meses de 2021 estos precios marcaron máximos desde 1995.