Inicio Noticias Internacional El ministro de Economía descarta otro confinamiento a pesar del alza de...

El ministro de Economía descarta otro confinamiento a pesar del alza de casos

169

Londres, 23 oct (EFE).- El ministro británico de Economía, Rishi Sunak, considera que la vacunación con una dosis de refuerzo contra la covid-19 evitará otro confinamiento en Inglaterra, a pesar del fuerte incremento de los contagios registrados en los últimos días.

En una entrevista publicada este sábado en el diario “The Times”, el ministro insistió en que no puede haber un retorno a “unas significativas restricciones económicas”, si bien los expertos avisan de que la Sanidad británica (NHS, por sus siglas en inglés) puede verse desbordada este invierno por casos de covid.

Según las últimas cifras oficiales, el Reino Unido registró ayer 49.298 contagios de covid y otras 180 muertes, pero el jueves contabilizó 52.009 casos, la primera vez que el país supera la barrera de los 50.000 desde el pasado julio.

Los científicos piden el retorno de algunas restricciones, como el uso obligatorio de las mascarillas en el transporte público, tiendas y otros lugares cerrados en Inglaterra.

Las autoridades autonómicas de las otras regiones británicas -Escocia, Gales e Irlanda del Norte- deciden sus propias medidas.

Sunak agregó que el país está en una nueva fase para controlar el virus y evite una alteración de la actividad económica.

“Creo que estamos en un lugar muy diferente al de hace un año, debido a las vacunas. Hay una amplia protección y eso cambia las cosas. Esa es nuestra primera línea de defensa”, añadió.

El ministro insistió en que el Gobierno no ve “nada” que indique que sea necesario aplicar otro confinamiento.

Según los medios, el Gobierno se plantea adelantar la vacunación con una dosis de refuerzo contra la covid-19, a la que tendrán derecho los mayores de 50 años y los grupos vulnerables.

El Ejecutivo de Boris Johnson ha dispuesto un plan en Inglaterra para vacunar con una tercera dosis, de Pfizer o Moderna, seis meses después de haber recibido la segunda, pero los medios han indicado que las autoridades contemplan reducir esa espera a cinco meses.

El primer ministro británico, Boris Johnson, se niega a aplicar el llamado Plan B o de contingencia, que reintroduciría el uso obligatorio de mascarillas en ciertos lugares y la recomendación de trabajar desde casa.