Inicio Análisis político Alejandro López Munguía En el PRI Yucatán inventan encuestas para imponer candidatos

En el PRI Yucatán inventan encuestas para imponer candidatos

2458
0
Casa del Pueblo, sede del PRI en Yucatán.

En el PRI Yucatán inventan encuestas para imponer candidatos.

Aspirantes a candidatos han puesto a prueba a los funcionarios del PRI en Yucatán, quienes inventan encuestas para imponer candidatos a diputados y presidentes municipales.

El método varía pero el factor común es el de la mentira, la simulación y la falacia.

Se ha dado el caso de que han simulado una llamada telefónica al famoso “Roy Campos” para pedirle que haga una encuesta, sin embargo, es tan burda la mentira, que los interesados se dieron cuenta de la “maniobra” y rechazaron continuar con la farsa exigiendo ver en persona al famoso director de la empresa Mitofsky, lo cual no pudo ser.

“Es inconfundible la voz de Roy” dijo el embaucador a los interesados.

Ésta práctica no es nueva en el tricolor, se ha usado recurrentemente en cada proceso electoral, por eso los interesados, aspirantes a candidatos a diputados y regidores, no cayeron en el juego fácilmente.

Lo peor es que les cobran, ya que el supuesto “Roy Campos” les pide una cifra que oscila entre los 100 mil pesos a los 200 mil pesos según sea el caso. Teniendo los interesados que aportar su parte correspondiente para poder participar en la encuesta.

Son muchos los casos que se han registrado y muchos los que han manifestado su inconformidad, amenazando con renunciar a su militancia. Pero estos reclamos no hacen mella en la directiva estatal, pues su prioridad es otra.

La estrategia rumbo a las elecciones del próximo 6 de junio, es llegar “unidos”, aseguran desde la cúpula. Pero la unidad a la que se refieren no es la misma que tienen en mente los militantes, pues se trata de dos cosas distintas. Para la cúpula la “unidad” es repartirse entre ellos las posiciones y una vez que estén complacidos, entonces salir a tomarse la foto. Para la militancia, la “unidad” es el resultado de respetar los derechos de la militancia para elegir democráticamente a sus candidatos y una vez culminado el proceso, salir entonces a tomarse la foto.

Así las cosas en el PRI de Yucatán, que cada día pisa más fondo. Terrible situación, deplorable y condenable.