Inicio Noticias Internacional Gobierno de EEUU podría incurrir en impagos a partir del 21 de...

Gobierno de EEUU podría incurrir en impagos a partir del 21 de diciembre: centro de estudios

147

WASHINGTON, 3 dic (Reuters) – El gobierno de Estados Unidos podría empezar a incurrir en el impago de sus cuentas tan pronto como el 21 de diciembre si el Congreso no eleva un límite legal de endeudamiento público, dijo el viernes el Bipartisan Policy Center.

La proyección del centro de estudios, basado en datos oficiales actualizados sobre los ingresos fiscales y el gasto gubernamental, subraya la creciente presión sobre el Partido Demócrata del presidente Joe Biden para hallar una manera de subir el límite de deuda de 28,9 billones de dólares y evitar la calamidad económica que podrían acarrear los pagos atrasados.

El Congreso aprobó el jueves una legislación para financiar al gobierno hasta mediados de febrero, evitando el riesgo de un cierre parcial del gobierno esta semana. No obstante, los legisladores deben abordar aún el hecho de que han autorizado más préstamos y gastos de los que permite su límite de deuda.

“El Congreso estaría flirteando con el desastre financiero si se marcha al receso de las festividades sin abordar el límite de la deuda”, dijo Shai Akabas, director de política económica del Bipartisan Policy Center, con sede en Washington.

Si los próximos ingresos fiscales son favorables, proyectó el centro, el techo de la deuda podría volverse vinculante hasta el 28 de enero.

El martes, la Oficina Presupuestaria del Congreso, un órgano no partidista, dijo que el Departamento del Tesoro podría comenzar a incumplir los pagos a fin de mes, mientras que la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, dijo que es probable que Washington pueda seguir pagando todas sus facturas hasta al menos el 15 de diciembre.

Una vez que el Departamento del Tesoro alcance su límite de endeudamiento, solo tendrá recibos de impuestos entrantes para pagar sus facturas. Y como toma prestados casi 40 centavos por cada dólar que gasta, el Tesoro comenzaría a incumplir sus pagos adeudados a prestamistas, ciudadanos o ambos.

Las ondas de choque se propagarían por los mercados financieros mundiales. Los recortes del gasto interno llevarían a la economía estadounidense a una recesión, ya que el gobierno no pagaría nada, desde los beneficios de la Seguridad Social para los ancianos hasta los salarios de los soldados.

Los demócratas de Biden tienen una mayoría mínima en ambas cámaras del Congreso, pero los republicanos han prometido no cooperar con el techo de la deuda, lo que podría obstaculizar los intentos de elevar los límites de endeudamiento bajo las reglas legislativas normales.

Los demócratas podrían incrementar el límite sin votos republicanos, bajo un proceso legislativo más lento conocido como “reconciliación”.