Inicio Noticias Nacionales Lanzan test para saber qué tan bien manejan los créditos los mexicanos

Lanzan test para saber qué tan bien manejan los créditos los mexicanos

321

Hay mucha desinformación al respecto y sobre cómo manejarlos a favor

 

NOTIPRESS.- De acuerdo con la empresa Resuelve tu Deuda, tres de cada diez usuarios mexicanos cuentan con un mal historial crediticio. En este sentido, existen diversos mitos en torno al uso de los créditos o préstamos, muchos de ellos inspirados por historias “de terror” relacionadas con la pérdida del control para manejarlos y liquidarlos. Asimismo, surge temor por las altas tasas de interés que algunas instituciones pueden aplicar. Sin embargo, hay mucha desinformación al respecto y sobre cómo manejarlos a favor.

Por ejemplo, hay certezas contundentes en torno a los beneficios de estos recursos financieros, según describe el programa de educación financiera y negocios Aprende y Crece de Banco Azteca en un comunicado a NotiPress. Este programa establece, los créditos aportan al historial financiero, permiten sortear apuros inesperados, así como llegar más rápido a ciertos objetivos.

El crédito, por lo tanto, es una herramienta poderosa y versátil que otorga un gran poder y todo poder conlleva una gran responsabilidad. Hoy, Aprende y Crece de Banco Azteca invita a averiguar si los mexicanos dominan el crédito o él los domina a ellos, mediante el siguiente test.

¿Qué frase refleja mejor lo que piensas de un crédito?

a) Es una forma de poder comprar o pagar cosas ahora, sabiendo que tendré que pagarlas poco a poco a un banco con cierto interés.

b) Me ayuda a tener dinero cuando no me alcanza. Aunque a veces también lo ocupo para darme gustos.

c) Es dinero extra que se junta con mi salario y por eso puedo ocuparlo como mejor me parezca.

¿Si se acerca una temporada de ofertas, ¿cómo te preparas?

a) Hago un presupuesto para saber con cuánto dinero voy a contar.

b) Hago una lista de deseos y necesidades para saber qué es lo que realmente me conviene comprar.

c) Pido un crédito para poder comprar todo lo que quiera, pues hay que aprovechar las ofertas.

¿Sales de compras y ves algo que te encanta, pero está carísimo, ¿lo compras a crédito?

a) Evalúo mi capacidad de pago y, si todo está en orden, me lo llevo.

b) Lo pensaría dos veces porque aún no termino de pagar mis tarjetas.

c) La vida es de momentos de decisión. Ya veré cómo lo pago, pero de que me lo llevo me lo llevo.

¿Te llega una invitación para extender tu línea de crédito, ¿qué respondes?

a) Aunque pueda tener más crédito, rechazo la oferta porque mis ingresos siguen siendo los mismos.

b) Veo si hay algo en lo que pueda aprovecharlo; si no, no lo acepto.

c) ¡Perfecto! Ahora sí voy a tener las vacaciones de mis sueños.

¿La vida da muchas vueltas y sin desearlo sobregiraste tu tarjeta, ¿qué haces?

a) Analizo mis deudas y veo qué método, como la avalancha o bola de nieve, me conviene más para sanar mis cuentas.

b) Me preocupo primero por pagar los saldos mínimos y ya después veo cómo irlas liquidando.

c) Fácil. Pido otro crédito para pagar la tarjeta.

Mayoría “a”: eres un “credinator”. Dominas bien los créditos, sabes usarlos inteligente, porque conoces tus finanzas a fondo y siempre tienes en cuenta tu capacidad de pago, haya o no ofertas. Para aprovechar aún más estas opciones financieras, intenta acumular los más puntos posibles, para incluso, pagar tu mensualidad de la tarjeta y sigue siendo precavido.

Mayoría “b”: nivel aprendiz. Vas por buen camino. Tomas en cuenta tus ingresos y tus necesidades, pero dejas que se acumulen algunas deudas y eso no te permite disfrutar de tu crédito al máximo. Sólo es cuestión de tener más disciplina y partir siempre de un presupuesto, trata de tener mayor dominio de tus emociones al gastar.

Mayoría “c”: estás lejos de dominarlos. Te gusta disfrutar de la vida como nadie, pero es momento de cambiar ciertos hábitos, porque tus tarjetas han engordado lo suficiente que parecen bombas de tiempo. Necesitas prepararte más en torno al manejo de este y otros recursos financieros que pueden ser tus aliados; no descartes un diplomado gratuito en educación financiera para evitar arriesgar tus ingresos y patrimonio.

Llevar finanzas sanas es esencial para saber manejar los créditos o préstamos de manera adecuada. En este sentido, solicitar un financiamiento puede ser más fácil si se cuenta con un buen historial crediticio, el cual se consigue con el pronto pago y un buen manejo de los créditos ya existentes.