Inicio Noticias Nacionales Los caprichos oficiales en la vacunación… Torreón como ejemplo

Los caprichos oficiales en la vacunación… Torreón como ejemplo

288

Javier Garza Ramos
28 de Abril 2021

El primer día de abril aterrizó en el aeropuerto de Torreón un avión militar con casi 100 mil dosis de la vacuna Pfizer contra el Covid-19. Aunque eran lotes para repartir entre las principales ciudades de Coahuila, de entrada 81 mil 900 de esas dosis –según se informó—serían para aplicarse en adultos mayores de Torreón, cuya vacunación había comenzado unos días antes, el 27 de marzo.

Esas 81 mil 900 dosis se unían a otras 29 mil que habían llegado en el transcurso de marzo para iniciar la vacunación de quienes tuvieran 60 o más años. Con más de 110 mil dosis, Torreón garantizaba la aplicación de una primera inyección a todos los adultos mayores de la ciudad, y quedaría un sobrante considerable para poner refuerzos: según el Censo de 2020 en esa ciudad coahuilense viven 87 mil personas mayores de 60 años.

Casi un mes después de que se juntó esa cantidad de vacunas y se almacenaron en el Hospital Militar de Torreón, no se sabe qué ha pasado con las decenas de miles de dosis que sobraron de la campaña de inmunización de adultos mayores, pues los que recibieron la primera inyección hace tres semanas no han recibido el refuerzo, y ya pasó el intervalo más óptimo fijado por la farmacéutica Pfizer. Por si fuera poco, el 17 de abril llegaron otras 19 mil dosis de Pfizer.

Lo ocurrido en Torreón refleja en pequeña escala lo que pasa a nivel nacional, pues al domingo 25 de abril el gobierno federal había recibido más de 20 millones de dosis pero sólo había aplicado poco más de 16 millones. Las cifras bailan cada día, cuando la Secretaría de Relaciones Exteriores anuncia el arribo de nuevos cargamentos o la Secretaría de Salud da cuenta de las dosis aplicadas, pero nadie explica la diferencia o el por qué de la tardanza en aplicarlas.

El caso torreonense ayuda a ver cómo las decisiones del gobierno federal en torno a la inmunización contra el Covid-19 han sido opacas y discrecionales, situación que encima contradice el objetivo final de la campaña: poner la mayor cantidad de inyecciones lo más pronto posible.

En Torreón, las dos dependencias encargadas del proceso, la Secretaría de la Defensa Nacional y la Secretaría del Bienestar, permanecen en silencio sobre las decenas de miles de vacunas guardadas y por qué no se han aplicado.

Ni siquiera se sabe si esas vacunas todavía están en los congeladores del Hospital Militar pues no ha habido una verificación independiente de ese inventario.

Puede revisar la nota completa al dar clic aquí

Esta información fue publicada originalmente por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad en https://contralacorrupcion.mx/los-caprichos-oficiales-en-la-vacunacion-torreon-como-ejemplo/

Sobre Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad
Asociación Civil sin fines de lucro comprometidos con la consolidación del Estado de Derecho en México, una vía de una agenda integral integral aprevenir, y contribuir a erradicar la corrupción e impunidad que prevalecen en los sistemas público y privado de nuestro país. Se ha demostrado con la luz sobre los actos y redes de corrupción a través de la investigación aplicada, el periodismo de investigación, el litigio estratégico y la movilización ciudadana

 

 

Boletín de prensa