Inicio Noticias Nacionales Persisten las dudas sobre la actuación de las autoridades en torno a...

Persisten las dudas sobre la actuación de las autoridades en torno a la explosión en Tlahuelilpan

221
0

Movimiento Ciudadano se solidariza con las víctimas de la explosión del gasoducto de Tlahuelilpan, Hidalgo, ocurrida hace un año, y exige que las autoridades aceleren los procesos de reparación de daño y apoyo a las víctimas, así como una investigación pronta y expedita.
Además del memorial que las autoridades construirán en la zona cero de Tlahuelilpan, el Estado debe garantizar el acceso a la verdad y la justicia a las y los mexicanos sobre este hecho, señaló Clemente Castañeda, coordinador nacional de Movimiento Ciudadano.
A un año de la tragedia de Tlahuelilpan, Hidalgo, donde explotó una toma clandestina de hidrocarburo y provocó la muerte de 137 personas, el Gobierno Federal aún no ha respondido a todas las dudas y los cuestionamientos sobre la actuación de las distintas autoridades involucradas y la atención y reparación de daños a las víctimas, sostuvo Clemente Castañeda, coordinador nacional de Movimiento Ciudadano.
“Las víctimas de esta tragedia y las y los mexicanos exigen respuestas, exigen la verdad y exigen una mayor coordinación y eficacia de las autoridades para evitar la repetición de hechos como éste”, puntualizó Castañeda, quien enumeró algunos cuestionamientos:
● ¿Por qué PEMEX ordenó el cierre del ducto casi cuatro horas después de su perforación?
● ¿Por qué las primeras ambulancias arribaron al lugar hasta una hora y media después de la tragedia?
● ¿Por qué no se han dado a conocer avances en los procesos de reparación del daño a los familiares de las víctimas?
● ¿Por qué la SEDENA negó la presencia de dos pelotones del Ejército Mexicano para argumentar que no tenían capacidad de contener a la población?
“En Movimiento Ciudadano nos solidarizamos con las víctimas y exigimos que se aceleren los procesos de reparación del daño y apoyo a las víctimas; exigimos una investigación pronta y expedita que deslinde responsabilidades sobre los hechos y garantice el acceso a la verdad y a la justicia; y exhortamos al Gobierno de la República a informar pormenorizadamente sobre las razones por las que la SEDENA, PEMEX y los servicios de salud actuaron con negligencia y demora ante una catástrofe de tales dimensiones”, dijo el senador Clemente Castañeda.
El 18 de enero de 2019, en medio de la crisis de desabasto de combustible con la que inició la presente administración, un gasoducto que transportaba combustible estalló en Tlahuelilpan, Hidalgo, dejando un saldo inicial de 73 muertos y 74 heridos, incrementándose a 137 la cifra de fallecidos debido a la gravedad de las heridas.
La cronología de los hechos deja dudas sobre la actuación de las autoridades.
● La SEDENA detectó la toma clandestina las 14:30 horas.
● La Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana informó que inicialmente se encontraba en el lugar un grupo de 80 personas, pero cuando la presión del ducto expulsó el combustible con más fuerza, arribaron a la zona entre 600 y 800 personas.
● A las 17:30 horas, otros dos pelotones del Ejército Mexicano, con 60 elementos en total, llegaron al lugar, mismos que sumados a los 25 elementos del primer pelotón, sumaron un grupo de 85 soldados. Además habían elementos de la Policía Militar y la entonces Policía Federal.
● A pesar de lo anterior, la SEDENA, señaló en rueda de prensa posterior a la tragedia, que sólo había 25 soldados en la zona, y que debido a ello no les había sido posible contener a la población.
● PEMEX cerró el ducto y suspendió el bombeo de combustible hasta las 18:20 horas, es decir, casi cuatro horas después de que la SEDENA detectó la fuga, produciéndose la fatal explosión a las 18:52 horas.
● Las primeras ambulancias de la Cruz Roja arribaron al lugar hasta las 20:34 horas, es decir, más de una hora y media después de la tragedia, sin que hasta la fecha las autoridades hubiesen dado explicaciones cabales sobre dicha demora.
Boletín de prensa