Inicio Noticias Nacionales Principales retos del sector palmicultor mexicano y la colaboración intersectorial

Principales retos del sector palmicultor mexicano y la colaboración intersectorial

251

Sector palmicultor en México incorporó la comunicación como parte de las buenas prácticas

 

NOTIPRESS.- Durante la década de 1990 se introdujeron los primeros cultivos de palma de aceite en México de la mano del Gobierno federal y desde entonces, el sector palmicultor enfrentó diferentes retos. Con motivo del quinto aniversario de la creación de la Federación Mexicana de Palma de Aceite (FEMEXPALMA), NotiPress consultó a la institución que nuclea a la mayoría de empresas relacionadas al sector. Mejores prácticascomunicación institucionalsostenibilidad y colaboración intersectorial fueron los temas sobre la mesa, tanto de aprendizajes como de retos de cara a los siguientes años.

FEMEXPALMA agrupa al 75 por ciento de la capacidad de extracción de aceite de palma (agentes industriales) y entre sus miembros, tienen una cobertura de alrededor de 30 mil hectáreas cultivadas, entre CampecheChiapas y Tabasco. Esto convierte a la institución fundada en 2016 en la organización líder en México del sector palmicultor. Entre sus propósitos, la organización promueve las buenas prácticas agrícolas y colabora estrechamente con la Roundtable on Sustainable Palm Oil (RSPO) para traer al mercado mexicano aquellas estrategias sostenibles, en particular, la de poder certificar el aceite vegetal como sostenible.

Entre sus acciones destaca la capacitación continua a los miembros del sector mediante su programa Más capacitaciones, mejores oportunidades. En sus primeros cinco años, la Federación dijo a NotiPress, atendió a más de mil 500 personas a través de más de 50 eventos y talleres. Además, entre 2018 y 2020 organizó el Congreso Palmero Mexicano (de caracter internacional y primero en su tipo), convocando a mil 500 asistentes proveniente de 20 países en sus primeras dos ediciones.

La comunicación como estrategia

Hacia 2020, la institución del sector palmicultor desplegó una estrategia de comunicación sin precedentes, generando noticias de alcance global. En un comunicado enviado exclusivamente a NotiPress, la Federación expresó, “creemos que lo que sigue es consolidar a FEMEXPALMA como el agente comunicador por excelencia del sector“. Parte de la estrategia es posicionar en el público en general la agenda de la industria y la premisa principal es contrarrestar la desinformación alrededor de los cultivos del sector palmero mexicano.

Adoptar buenas prácticas agrícolas no solo se trata de acciones a favor del medio ambiente, sino también en pro de beneficiar a la sociedad. El sector busca diferenciarse de las noticias de Asia en la gestión de cultivos y sostenibilidad. Así, la meta es lograr incrementar su productividad de manera sostenible y convertirse en un referente a nivel regional en América Latina.

De acuerdo con RSPO, a junio de 2017 contaba con 33 miembros productores de nueve países latinoamericanos y desde entonces certificó un crecimiento equivalente al 11% del área certificada. Destaca en ello la certificación a pequeños productores independientes y con ello demuestra que hay una tendencia a considerar a todos los que estén comprometidos con la sostenibilidad. Esto posiciona a América Latina en la producción del aceite vegetal.

Relacionamiento con gobierno y aprendizajes

Debido a los cambios de la situación política en México a partir de 2018, la industria tomó un nuevo curso de acción. Al respecto, el comunicado al que accedió de forma exclusiva esta agencia de noticias indicó, “en este momento podemos darnos cuenta que la colaboración intersectorial es la clave“. Entre los involucrados, se encuentran universidades, empresas consumidoras, organizaciones sin fines de lucro y gobiernos locales. Esta es la manera para FEMEXPALMA de viabilizar la promoción de un mayor compromiso con el medio ambiente.

Ante futuras crisis, la institución externó algunos aprendizajes clave recogidos durante la pandemia de Covid-19. “Hemos aprendido que no podemos quedarnos estáticos, la adaptación a nuevos esquemas de trabajo ha sido clave para mantener las actividades, e incluso crecer“, indica el comunicado. Por la composición del sector de ser pequeños productores, la Federación dijo, estos trabajan sus propias tierras y plantaciones y pudieron mantener un crecimiento y seguir operando. Contrario a esta situación es lo ocurrido en otras agroindustrias palmeras donde los mayores productores del sudeste asiático sufren la escasez de mano de obra.