Inicio Noticias Fe y Religión Cardenal nicaragüense orienta a sacerdotes a cuidarse de la covid-19

Cardenal nicaragüense orienta a sacerdotes a cuidarse de la covid-19

166

Managua, 22 ago (EFE).- El cardenal nicaragüense, Leopoldo Brenes, orientó este domingo a los sacerdotes a cuidarse de la covid-19, que se ha cobrado la vida de al menos 14 presbíteros desde marzo de 2020, cuando se detectó por primera vez el virus en este país centroamericano.

“Estoy orientando a los clérigos y consagrados a cuidarse, y confío en que la feligresía les apoyará y cuidará”, señaló Brenes, también arzobispo de la diócesis de Managua, Masaya y Carazo (Pacífico), a través de una circular.

Cuatro sacerdotes han fallecido en Nicaragua en los últimos 12 días con síntomas de la covid-19 o neumonía, con lo que el número de curas fallecidos ascendió a 14 desde marzo de 2020.

Entre los religiosos afectados se encuentra el obispo emérito César Bosco Vivas Robelo, fallecido el 23 de junio de 2020, a los 78 años de edad, de acuerdo con la Conferencia Episcopal de Nicaragua.

NO BAJAR LA GUARDIA

En su circular, el cardenal Brenes invitó “a que, con fe y confianza en la Divina Providencia, con serenidad y mucha responsabilidad, no bajemos la guardia en el cumplimiento del protocolo básico (uso de mascarilla, sanitización de manos y distanciamiento físico recomendado)”, ante “la crítica situación sanitaria que afrontamos”.

Asimismo, aseguró que les ha solicitado a los sacerdotes a que “elaboren y apliquen, con el respaldo de todos, planes en situaciones especiales y extremas, según la capacidad de cada comunidad”.

En ese sentido, el jerarca dijo que todos “nuestros templos y capillas estarán abiertos en horarios oportunos, según la realidad de cada comunidad, cuidando el protocolo, así como el protocolo establecido en cada comunidad parroquial”.

“Si la situación particular de una comunidad o institución eclesial amerita implementar un plan de emergencia, se deberá consultar a los consejos pastorales correspondientes y a la autoridad superior inmediata para valorar las circunstancias particulares y actuar en comunión”, agregó.

Asimismo, orientó a que los servicios litúrgicos y la atención pastoral se realicen “con creatividad, sabiendo armonizar el cuidado de la salud y la atención espiritual necesario de todos los fieles”.

LIMITAR NÚMERO DE PARTICIPANTES

También hizo énfasis en “respaldar la acción pastoral con los medios de comunicación alternativos y a nuestro alcance, evitando actividades que aglomeren personas”.

“Por lo tanto, limitemos el tiempo de duración y el número de participantes en nuestras actividades litúrgicas y pastorales”, orientó.

A los fieles católicos, el jerarca los animó “a apoyar a sus párrocos en la sostenibilidad de los templos y capillas, así como también en la búsqueda de alternativas que ofrece la liturgia para atender oportunamente los servicios religiosos, manteniendo la esperanza y el ánimo tan necesarios, sin comprometer la salud”.

Nicaragua acumula 10.475 contagios y 198 muertes por la covid-19 desde marzo de 2020, según el Ministerio de Salud.

Los datos oficiales mantienen el contraste con los del independiente Observatorio Ciudadano Covid-19, una red de médicos y voluntarios que da seguimiento a la pandemia, que reporta 3.905 fallecimientos por neumonía y otros síntomas relacionados con la covid-19, así como 21.290 casos sospechosos de contagio, datos que no son reconocidos por las autoridades.