Inicio Análisis político Alejandro López Munguía Diputados de doble moral

Diputados de doble moral

1102

Diputados de doble moral.

En política cuando un político dice una cosa y hace otra, suele decirse que es de doble moral. 

Y es que, ese tipo de políticos parecen no tener escrúpulos. De hecho, si se atreven a ser incongruentes, pues no tienen escrúpulos.

Y si no tienen escrúpulos, entonces no son confiables.

Máxime cuando para justificar su cometido, desarrollan una sólida argumentación “apantalla tontos”, con tecnicismos y frases lindas que suenan encantadoras al oído de quien quiera.

Es el caso de los diputados del PRI en el Congreso del Estado de Yucatán, Gaspar Quintal, Fabiola Loeza Novelo y Karla Franco Blanco, que votaron a favor del paquete fiscal 2022 presentada por el Gobernador Mauricio Vila.

Ellos votaron junto con los legisladores del PAN.

Pero lo verdaderamente incongruentes, es que tratan de convencer a los yucatecos de que están en contra del incremento de impuestos y pagos de derechos.

Votaron a favor de la Ley, pero convenencieramente afirman que en lo particular lo hicieron en contra. Ésta maniobra política es muy sucia. Es propia de quienes quieren engañar a los ciudadanos.

La prueba está en que durante el debate legislativo, la Diputada de Morena, Alejandra Novelo, solicitó que el voto de los diputados fuera público, que se viera reflejado en la pantalla electrónica para que se vea en qué sentido votó cada legislador. Sin embargo, los priístas se opusieron.

Definitivamente hubiera sido maravilloso que nos enteraramos de inmediato cómo estaba votando cada Diputado.

Está visto que aún prevalece la doble moral en este tipo de políticos. Y es claro que ese tipo de políticos deshonra la política. Son parias del sistema que muere gracias al despertar de la gente.

No necesitamos preguntar qué habrán ganado estos Diputados del PRI, regalando su voto al PAN. No es difícil imaginarlo cuando le echamos una revisada al pasado de cada legislador.

Dicen que están a favor de la gente, ¡sí ajá!. Que se los crea el borracho de Pumba.