Inicio Noticias Internacional Israel-Palestina: Urgen al Consejo de Seguridad a “poner fin al derramamiento de...

Israel-Palestina: Urgen al Consejo de Seguridad a “poner fin al derramamiento de sangre” en Gaza

127

La Asamblea General se reúne tras el fracaso del Consejo de Seguridad en adoptar una resolución presentada por Estados Unidos el mes pasado que no pedía un alto el fuego inmediato y sostenido, sino que afirmaba su imperiosa necesidad.

El presidente de la Asamblea General de la ONU hizo un llamamiento este lunes para que “todos los que tienen influencia” utilicen su poder para poner fin a la guerra de Gaza, que dura ya seis meses.

Dennis Francis convocó al órgano, compuesto por los 193 Estados miembros, tras el fracaso del Consejo de Seguridad en adoptar una resolución presentada por Estados Unidos el mes pasado.

El debate tuvo lugar debido a una resolución de la Asamblea de 2022 que pide una reunión en un plazo de 10 días laborables siempre que se produzca un veto en el Consejo.

Muerte, destrucción y división

“Una vez más, nos reunimos en el marco de esta iniciativa mientras el conflicto de Gaza entra en su sexto mes sangriento, mientras la muerte y la destrucción dominan el día, y mientras persisten las divisiones entre los Estados miembros, especialmente en el Consejo”, declaró Francis.

Durante la reunión del Consejo del 22 de marzo, China y Rusia vetaron un proyecto de resolución de Estados Unidos que no pedía un alto el fuego inmediato y sostenido, sino que afirmaba su imperiosa necesidad.

Rusia, China y Estados Unidos son miembros permanentes del Consejo de 15 miembros, junto con Francia y el Reino Unido, y todos ellos tienen derecho a vetar cualquier decisión. Argelia, miembro no permanente, también votó en contra de la resolución.

Tres días después, el Consejo adoptó una resolución diferente (que muchos habían prometido apoyar) en la que se pedía un alto el fuego para el resto del Ramadán, así como la liberación inmediata e incondicional de todos los rehenes. La resolución 2728 fue redactada por sus 10 miembros no permanentes.

oner fin al derramamiento de sangre

Francis expuso el terrible balance de Gaza, que incluye más de 32.500 palestinos muertos, 1,7 millones de desplazados y más de 1,1 millones que se enfrentan a un nivel catastrófico de inseguridad alimentaria.

Aunque acogió con satisfacción la resolución 2728, lamentó que “llegue tras cinco dolorosos meses de división, derramamiento de sangre y pérdidas desmesuradas”.

Imploró a los miembros del Consejo de Seguridad que utilicen significativamente su poder en apoyo de un alto el fuego inmediato y duradero.

“Insto a todos los que tienen influencia a que hagan todo lo que esté en su mano para poner fin ahora al derramamiento de sangre en Gaza”, afirmó. “Veamos el final de la espera, incluida la resolución pacífica del conflicto palestino-israelí, en línea con la solución de los dos Estados, como única fórmula creíble para una resolución duradera”.

Rusia: El veto, “la única vía correcta”

El representante permanente adjunto ruso afirmó que su país y China vetaron el proyecto de resolución estadounidense porque “no sólo no estaba orientado a poner fin a las hostilidades en Gaza, sino que esencialmente daba carta blanca a Israel para continuar sus operaciones inhumanas contrarias al derecho internacional humanitario”.

Dmitry Polyansky señaló la “responsabilidad histórica” que tienen los miembros permanentes en relación con el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, diciendo que “es específicamente para esto que existe el mecanismo de veto con el fin de evitar que se impulsen iniciativas nefastas y peligrosas en el Consejo de Seguridad”.

Dijo que la decisión de Rusia de vetar “era la única forma correcta”, ya que permitía que se adoptara la otra resolución, “cuyo núcleo era una exigencia directa del establecimiento inmediato de un alto el fuego para el periodo del Ramadán, que debe dar lugar y conducir a un alto el fuego duradero”.

China: La matanza continuaría

El embajador de China declaró que su decisión de vetar se basaba en la necesidad de defender la justicia internacional, los propósitos y la dignidad de la Carta de la ONU, y la responsabilidad y autoridad del Consejo de Seguridad.

También se tuvieron en cuenta las graves preocupaciones y la fuerte insatisfacción de los Estados árabes con el proyecto de resolución.

Dai Bing señaló que, desde el inicio de la guerra en octubre, la comunidad internacional ha pedido de forma abrumadora un alto el fuego y el fin de los combates, exigiendo al Consejo de Seguridad que tome medidas concretas.

“Sin embargo, Estados Unidos, como país con una influencia significativa sobre las partes implicadas, ha obstruido repetidamente la voz del Consejo sobre el alto el fuego y ha vetado cuatro veces los esfuerzos del Consejo para promover un alto el fuego inmediato”, afirmó.

Además, el proyecto estadounidense se apartaba del consenso de los miembros del órgano y era contrario a las expectativas de la comunidad internacional.

“Si se aprueba, significará que continuarán las matanzas en Gaza. Significará que continuará el vicioso acto de violar el derecho internacional y el derecho internacional humanitario”, afirmó. “China no duda en ejercer su veto contra un proyecto de resolución que tendrá consecuencias tan graves”.

Palestina: Aplicar plenamente las resoluciones

El observador permanente del Estado de Palestina recordó que la Asamblea General pidió el cese de las hostilidades 20 días después del inicio del conflicto.

Un mes después, la Asamblea exigió un alto el fuego humanitario inmediato, subrayando la necesidad de proteger a los civiles y poner freno a lo que ya era una catástrofe humanitaria extrema. Mientras tanto, el Consejo de Seguridad tardó casi seis meses en hacer lo mismo.

“Ahora es necesario que estas resoluciones se respeten y apliquen plenamente para que el genocidio en Gaza pueda terminar; para que las familias de ambos bandos puedan reunirse en vida, no en muerte”, afirmó Riyad Mansour.

 Boletín de prensa de la ONU