Inicio Análisis político Alejandro López Munguía Esto se pone bueno… #Yucatán2018

Esto se pone bueno… #Yucatán2018

273
0
Compartir
Alejandro López Munguía/Director Mi Punto de Vista.

Esto se pone bueno…

altYa se calentó el parche diría mi hermanita, las cosas están poniéndose bárbaras. La elección en Yucatán del 1 de julio empieza a calentar motores. La renuncia de Huacho Díaz Mena a su militancia panista para irse a Morena ha causado conmoción en las filas del blanquiazul. En la zona tricolor se alimenta la esperanza de triunfo basado en la experiencia que en el pasado arrojó una situación similar con Ana Rosa Payán Cervera. Fue en el 2007 cuando la enojada ex alcaldesa de Mérida se fue del PAN para ser candidata del PT y de Convergencia; la jugada política dio buenos resultados para ella, ya que contribuyó a hacer perder a su acérrimo enemigo: Patricio Patrón Laviada. La apuesta es a repetir la historia.

“La historia vuelve a repetirse” se asegura por allí. Huacho Díaz Mena seguro siente lo mismo que sintió Ana Rosa Payán, luego de que le echaron el camión encima. Ella acusó a Patricio Patrón entonces gobernador de Yucatán de operar para llevar a cabo una “elección interna de Estado”. Seguro lo mismo sintió Huacho Díaz. Ambos sintieron el camión encima.

Con su dignidad pisoteada Ana Rosa buscó a otros partidos, Huacho Díaz hizo lo mismo. Ana Rosa se fue a abanderar a partidos de izquierda y de extrema izquierda. Huacho hará lo mismo. ¿Si fueron formados sobre principios de libertad, democracia y dignidad, por qué irse al otro extremo?. ¿Se puede renunciar a la familia que te forjó?. La respuesta es sí.

Esta es la democracia real. La democracia que nos venden y nos conmociona. Siempre hemos tenido el conocimiento de que la vida tiene diversos matices, que la humanidad no es homogénea cuando de valores se trata, pero por eso existen patrones de conducta. La democracia no es incipiente en México, es lo que es, la oportunidad para que los poderosos, los mezquinos, los miserables, los justicieros, los corruptos, los pendejos y también los íntegros, aspiren a puestos de elección popular y de cargos públicos excepcionales.

En conclusión, Huacho hizo lo que han hecho otros en el pasado antiguo y reciente, y es precisamente la democracia la que ha dado las oportunidades que quieran. Ambos son seres humanos que actuaron con estricto apego a sus intereses. No seré yo quien les cuelgue adjetivos, porque no tengo autoridad para ello, pero sí puedo afirmar que nada debe asustarnos. El pueblo decidirá, ese es el verdadero juez.

El PAN debe concentrar ahora sus fuerzas en hacer un corte de caja, calcular la pérdida y darle un giro a su estrategia. El PRI por su parte, no debe cantar victoria, algo peor le pudiera suceder en el futuro próximo por venir. Allí en el tricolor la lucha es encarnizada entre grupos, que se disputan la victoria y no precisamente en esta elección, la mira la tienen puesta en el 2024.