Inicio Análisis político Enrique Vidales Ripoll Planea la SEP contagio masivo de covid-19 en maestros

Planea la SEP contagio masivo de covid-19 en maestros

1731

¿Cuántas veces no se ha insistido en que la planeación de los procesos educativos o académicos debe seguir una metodología basada en la racionalidad de los objetivos, el alcance o productos de aprendizaje que se esperan y la consideración de la realidad y contexto de la práctica evaluativa?

Pues al parecer, desde algún escritorio de planeación en la Secretaría de Educación Pública encabezada por la maestra Delfina Gómez, no ha lugar para cumplir con estos importantes principios.

Resulta de que entre una de las actividades de integración para la bienvenida al curso escolar durante la fase intensiva del Consejo Técnico Escolar, en el cuadernillo de sugerencias, se describe una actividad con globos donde los docentes después de escribir una frase emotiva en un papel sobre el regreso, procederían a inflarlo para que posteriormente en la dinámica, otro maestro tome ese globo, lo reviente y lea el papelito con el mensaje.

¿Se dan cuenta del absurdo de esta actividad en tiempos de la pandemia?

Más allá de cualquier consideración si estas actividades son presenciales o no, la sugerencia es de lo más insulsa y pueril, que demuestra la falta de neuronas en quien la sugirió y de quienes muy seguramente la revisaron y validaron.

¿Acaso no sería con el globo soplado un medio muy seguro para que una buena cantidad de virus que pueden tener los docentes asintómaticos lleguen a afectar u otro docente?

¿Qué va a pasar cuando otro maestro “reviente” el mentado globo?

Es más que claro que por la propia inercia de la explosión el docente podría recibir toda una carga de virus que puede, en definitiva, poner en riesgo la integridad del personal académico.

Luego entonces vale la pena el cuestionamiento ¿en manos de quién está la conducción de la educación en nuestro país?

Mucho se insiste en pretender definir a la educación como una tarea esencial que evitaría que en caso de semáforo que no sea verde la actividad escolar se lleve a cabo.

Pues ya quedo claro que a la autoridad educativa poco le importa la salud de los maestros. Ya que ellos mismos con esta “estupidez” están creando las condiciones para la propagación del virus.

¡Qué importan las medidas de distanciamiento y sana distancia cuando la SEP invita a los maestros a darse literalmente un “baño de saliva” posiblemente contagiosa!

Y esto que es una actividad aún sin alumnos.

¿Qué le parece a usted?

AL CALCE. Si yo fuera el responsable de esta barbarie y estupidez, más allá de sentir vergüenza, pediría perdón a la comunidad educativa por considerarle no pensante y me renunciaría al cargo.