Inicio Análisis político Enrique Vidales Ripoll Sin criterio ni humanidad policías imponen “toque de queda” en Mérida

Sin criterio ni humanidad policías imponen “toque de queda” en Mérida

5028
0

El día de ayer, por la noche, un sobrino tuvo un accidente que le propició un fluido abundante de sangre por la nariz que por obvias razones se tomó la decisión de llevarlo a un servicio de urgencias.

El niño fue atendido a las 23 horas en urgencias en la Clínica Pensiones, tal y como se suscribe en la receta el doctor para que quedará en evidencia ante la restricciones de movilidad por la contingencia del Covid-19.

Sin embargo, fue una odisea encontrar un camino para el regreso a la casa desde la clínica hasta Los Héroes. Al momento de salir ya iniciaba la restricción de movilidad y en varias calles de la ciudad estaban cerradas con conos y presencia de policías.

No obstante de presentar la receta con la anotación del doctor los policías en diversos cruceros negaban el paso, de manera grosera los policías no atendían las razones y nos enviaban por otro camino que, igualmente se encontraba bloqueado y así hasta que se logró llegar a periférico y tener acceso a Los Héroes por el único acceso que hay. En este punto el policía permitió el paso y de manera burlesca incitó a qué “nos quejemos con el gobernador”, un acto de prepotencia que nos deja indefensos y con sentimiento de impotencia.

No se trataba de una reunión social, ni tampoco salir a pasear. Simplemente la necesidad de que un niño sea revisado por los doctores después de recibir un golpe fuerte en la nariz que la causó sangrado.

¿No que la restricción de movilidad no iba a violentar el tránsito en caso de emergencias?

Es muy claro que en este caso se está violando el derecho de tránsito libre en una situación de emergencia, más cuando está más que evidenciada. Se impone de facto un TOQUE DE QUEDA contra lo que el propio gobernador Mauricio Vila ha sostenido de que es una restricción a excepción de casos de emergencia.

Este es un llamado al Gobierno del Estado y a las autoridades de seguridad en no caer en incongruencias entre lo que se dice y lo que se hace.

Los ciudadanos debemos tener la garantía del tránsito más cuando se trata de emergencia y tratándose de niños.