Inicio Análisis político Enrique Vidales Ripoll Y el PAN… ¿qué?

Y el PAN… ¿qué?

760

Hoy el PAN se encuentra hundido en la desesperación que lleva a la desilusión. Se carecen de liderazgos que encabecen los trabajos de campaña con miras al triunfo. Sus figuras emblemáticas, las que quedan, ya no tienen el arrastre ni el poder de convocatoria que les garanticen salir avantes en el próximo compromiso electoral.

Es por ello que no hay motivados a encabezar las luchas electorales. Hasta el momento no se sabe con exactitud quienes serán sus representantes en los 5 distritos de la elección federal.

El desconcierto es lo que abunda en la sede del PAN. Es por ello, que con casi lágrimas Rosa Ceballos tuvo que renunciar, dizque para volver a “enamorar” a los panistas que ya confían en el partido. Saben muy bien que la ciudadanía les está cobrando la factura por su pobre sensibilización política y nulo compromiso democrático, por practicar como si fuera dogma la doble moral, con un discurso carente de ver más allá que de sus propias necesidades.

¿Quién puede encabezar al partido? ¿Acaso será el ex senador Hugo Laviada? En otros tiempos pudo ser una carta que gozaría de buena percepción en la preferencia, pero ha tenido una caída muy grande al ser señalado como uno de los financiadores de un medio que solo ataque al gobierno del estado sin propuestas verdaderamente críticas. Ya alguien de su mismo partido nos afirmaba que ya se lo habían sugerido, pero que no le gusta la competencia, aunque se le reconoce una tendencia hacia mantenerse dentro del esquema del ataque sistemático.

¿Quién dice yo?… ¿César Bojórquez? ¿Acaso se expondrá a un escrutinio en la ciudad de Mérida, que si bien se ha dedicado a construir obra pública en la campaña mediática encaminada a ensalzar su imagen, pero que se ha olvidado de comunidades en extrema pobreza, no en comisarias, sino dentro de la misma ciudad como resulta vergonzante ejemplo las 60 familias de San Antonio Xluch III en el sur de la ciudad?

En la carencia de nombres, en la falta de convocatoria, en el elitismo que le sigue caracterizando, en la doble moral que practican, y muchas otras cosas más, el PAN de Yucatán se hunde, en lo que tiempos atrás no tan lejanos resultaba una improbable posibilidad. Pero ni modos… las cosas así son.

AL CALCE. Pero el colmo es que hasta el PT y Convergencia ya tienen a cuatro precandidatos para mismo número de distrito… ¿qué les parece?